Connect with us

Más fútbol

España empata ante Rusia

Published

on

Frente a Rusia, en Viena, en el segundo encuentro del cruce entre ambas selecciones, ya en semifinales de la Eurocopa 2008, dicen muchos de los que presenciaron el duelo (3-0) que se acercó mucho a lo que podríamos denominar el “partido perfecto”, la tormenta inevitable para el enemigo español. Uno de los que defendía dicha afirmación era nada más y nada menos que Luis Aragonés, el constructor de aquel equipo que tantas alegrías nos proporcionó entonces y después. Que fuera o no el choque con el que todos soñamos puede ser o no ser una exageración, pero lo cierto es que desde entonces y hasta finales de 2012 España no conoció otra cosa que victorias y victorias, por entonces de la mano de Vicente del Bosque. Ahora lo hace con Lopetegui al puente.
Sobre ese asunto de la exhibición irrepetible y otros muchos pueden abrirse los debates que se quieran. Nada como el fútbol para discutir. Hoy no es posible, sin embargo, dudar del efecto tremendamente cautivador que causa este equipo de Julen, invicto durante 15 meses, y que ha exhibido hasta ahora unas maneras sobre las que no cabe sospecha alguna. Sin tener que parecerse a ninguna otra selección, sean las mejores por títulos (1964, 2008, 2010 y 2012) o sin títulos, que también las ha habido espléndidas, España ha recobrado muchos de aquellos valores que nos llevaron a lo más alto. El último de esos ejemplos, antes de jugar esta noche en San Petersburgo, contra la hasta hace nada tan correosa Costa Rica. Al final, en La Rosaleda de Málaga, 5-0…y punto.

Rusia ha tratado paliar los efectos de un rival al que adversarios, aficionados y casas de apuestas toman ya muy en serio de cara a lo mejor del Mundial, jugando con todo lo que tiene y sin remilgos. Con su estilo voluntarioso de siempre y su técnica, que no ha mejorado sensiblemente, lejos aquellos días de Karpin y Mostovoi al mando de su armada mas con una gran ilusión. Abocada a una prueba de altura y riesgo en el precioso estadio de San Petersburgo, agitada y deseosa, eso sí, de mejorar su imagen, después de la derrota del fin de semana, en Moscú, ante Argentina, con gol del “Kun” Agüero. Pero durante una buena parte del duelo unas cosas han sido las del querer, como ya sabemos, y otra las del poder. Ni siquiera ausencias tan significativas para España como la de David Silva, de salida, el más insigne de sus coroneles hoy, permítaseme el pronunciamiento, o la del naciente Isco le han bastado a Rusia para estirar el cuerpo de salida y fajarse de igual a igual, salvo en el tramo final del primer tiempo. Aunque a los 7’ fuese Smolov, más tarde letal, el que estuvo muy cerca de empalmar mortalmente para De Gea un largo centro de Smolnikov.
Un minuto más tarde, solo uno más, se dice pronto, tardó España en ligar su primera jugada, en llegar por primera vez y en marcar por primera vez. La diana sería el resultado de algo inusual si no fuera porque España ha hecho normalidad de lo excepcional: defensas que hacen goles; volantes que hacen goles y delanteros que hacen goles. La combinación fue un exponente más de la pluralidad de la selección española: centró Asensio y cabeceó perfectamente Jordi Alba. No hay mayor exponente, y creo que lo he dicho más de una vez, de la fortaleza de este equipo magnífico, que su uniformidad dentro de la diversidad.

España ha jugado, no obstante, y es verdad, sin la plástica, soltura y la alegría con la que lo hizo ante Costa Rica, contra un rival muchísimo más tenaz y empeñado en sostener un 4-3-2-1 demasiado cauto como para provocarle penalidades a España durante mucho tiempo. Ha habido arreones rusos claro que sí, especialmente a raíz de su gol, pero durante gran parte del primer tiempo no mucho más que eso. Poco para que vibrara su afición, a la que realmente solo se ha escuchado algo parecido a apasionada cuando Sergio Ramos se ha dirigido a lanzar el penalti pitado a los 32’ y cuando ha aminorado distancias Smolov diez más tarde, revolviéndose sobre sí mismo y lanzando un excelente remate inalcanzable para De Gea. Luego las cosas cambiarían.
Lopetegui ha intentado cambiar la dinámica de los estertores de la primera parte con tres cambios. Tres cambios del tirón, que dirían en Cádiz, significan mucho. Alberto Moreno ha sustituido al goleador Alba; Illarramendi, a Iniesta y Callejón, a Suso. De salida, pocas mejoras. A los 50’, Miranchuk ha aprovechado una vacilación defensiva para hacer el 2-2 ante el estupor de los nuestros… y de los suyos. Nada hacía esperar semejante cambio, a pesar de algunos despistes sumamente inusuales. Todo ha vuelto a corregirse a los 53’ con otra pena máxima, ahora por derribo a Piqué. Silbado como nunca por un público ilusionado, y muy irritado, Sergio Ramos ha vuelto a poner en ventaja a España. Con todo un cañonazo.

Justo a la hora de partido, que es un punto de inflexión para los entrenadores, Lopetegui ha dado una nueva vuelta de tuerca al partido. Puestos en juego Silva, como conductor, Vitolo y Saúl por Ramos, Busquets y Thiago, respectivamente, España se ha topado con las mayores dificultades de la noche, que son las que nacen de los rivales crecidos, seguros de sus fuerzas, convencidos de que el milagro siempre es posible y lo era haber conseguido remontar un 0-2 y posteriormente un 2-3. Rusia ha sacado lo mejor que tenía, poderío físico, decisión, más toque, más rapidez y eso ha conducido a las tablas a los 70’, con otro disparo formidable, de nuevo de Fedor Smolov, un auténtico cuchillo en el eje del ataque “rojo”.
El empate es un buen resultado, aunque acostumbrados como estamos a exhibiciones pueda quedársele corto a muchos. Más, desde luego, tras ver la deriva que había adquirido con el 0-2 y que no pudo mantenerse. Ese pequeño disgusto es lo que pasa por haber acostumbrado tan bien a la afición. Así que seamos realistas, demos por notable lo que lo es, a pesar de todo, y pensemos en un ejercicio cerrado este año sin mácula.

(Crónica www.rfef.es)

Fútbol internacional

Podcast del programa 02×13 de ‘Bed & Breakfast’

Published

on

Disponible el programa 02×13 de ‘Bed & Breakfast’. Repasamos la jornada con Álex García y entrevistamos a Álvaro Romeo de Talk Sports.

Ir a descargar

Continue Reading

Fútbol español

Ni la maldición detiene al Barcelona

Published

on

La jornada 19 de la Liga Santander nos deja los tropiezos del Real Madrid y del Sevilla, la remontada del Barcelona y la goleada del Girona.

El Barcelona llevaba una década sin ganar en Anoeta. Un estadio maldito para los azulgranas, que les recibió bajo un diluvio universal. El guión del encuentro comenzó por los mismos derroteros. A los once minutos, se adelantó la Real Sociedad, que inició el encuentro de una manera arrolladora. Presionando al rival y acechando el área azulgrana con peligrosidad. Un buen centro de Xabi Prieto, cabeceó magistralmente Willian José al fondo de las mallas. Minutos después, el árbitro González González pitó una falta inexistente en la frontal a favor del Barcelona. Una decisión que hubiera cambiado el devenir del encuentro. Un robo en la salida del balón del Barcelona, que Willian José aprovechó para disparar y el balón entró en la portería. A mi juicio, una decisión errónea del árbitro. Las embestidas realistas continuaban y una buena asistencia de Canales a la espalda de la defensa en el área, sirvió para el segundo gol de la noche con la internada de Juanmi. 2-0 y saltaban las alarmas en Can Barça. Pero a pocos minutos del final de la primera parte, internada de Messi, que cedió a Paulinho para restar diferencias. En el segundo período todo cambió. El Barcelona empató a los cinco minutos, con un soberbio gol de Luis Suárez. Pase a la izquierda del área y el futbolista uruguayo al primer toque fabricó una parábola que Rulli se quedó perplejo. Instantes después, un error defensivo del propio guardameta a la salida de balón, al despejar al centro del campo, condenó al conjunto txuriurdin. Xabi Prieto no pudo cabecear, al tener dos marcas, y el balón le llegó a los pies de Suárez, que convirtió el tercero, y ya son 6 partidos consecutivos marcando el delantero azulgrana. Para redondear, Messi marcó de falta en el minuto 85. Una remontada culé que hace historia tras 10 años sin poder ganar en Anoeta.

El Real Madrid continúa su mala racha. El Villareal venció por primera vez al Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Un golazo de Pau Fornals al contragolpe a falta de 3 minutos para el final del encuentro dio a la victoria a los amarillos. El conjunto blanco cierra la primera vuelta a 19 puntos del Barcelona –con un partido menos- y la derrota acentúa la crisis de Zidane, que ve peligrar los puestos de Champions League. Un primer tiempo sin titubeos, donde tuvieron sus ocasiones, pero que quedaron fundidos en el segundo período. Mismo ritmo del encuentro, a fogonazos. Cristiano Ronaldo no acierta –y mucha culpa la tuvo el guardameta Asenjo- que bloqueó varias acciones peligrosas del portugués. Muy discretos Bale e Isco. En la segunda parte Zidane sacó la artillería con Lucas Vázquez y Asensio, pero apenas cambiaron el guión del encuentro.

El Atlético de Madrid, principal beneficiado de la derrota blanca –le adelanta en 12 puntos- sacó un triunfo importante en Ipurua frente a un correoso Eibar, que venía de ganar 3 triunfos consecutivos en Liga. Un buena acción de Griezmann y Gameiro, este último no le tembló el pulso en el punto de penalti, solo ante Dmitrovic, para lograr el primer tanto. El Eibar fue de menos a más, y en la segunda parte apretó a los colchoneros. Oblak evitó la igualada. El Atlético de Madrid quiere seguir la estela del Barcelona, a nueve puntos del líder.

El Valencia ganó fuera de casa al Deportivo, que mereció más en Riazor. El conjunto ché sin Zaza como titular dejó todo en manos de Guedes, la principal estrella del partido. De sus botas –como siempre decimos- se generan las ocasiones. El portugués adelantó a los valencianos con un disparo desde el vértice del área, donde el portero Rubén pudo hacer más. Se le coló el cuero por debajo de las piernas. El Deportivo sufrió otro mazazo con el gol de Rodrigo Moreno, rechazado por la defensa. El conjunto local, en la segunda parte, no se rindió, incomodó al Valencia, pero fallaban en los metros finales. En el 88’, Andone marcó, aunque ya era ya demasiado tarde. Una derrota que deja al Deportivo en puestos de descenso, a pesar de ofrecer una buena imagen.

El Alavés, con su triunfo ante el Sevilla, sale de los puestos de abajo. Victoria crucial, trabajada y sufrida.  Destacar la derrota del Málaga frente al Getafe (1-0), que provocó el cese de Míchel González como entrenador del equipo andaluz. José González será el técnico malacitano, que conoce bien la casa. Fue jugador del club en la temporada 1995/96, donde estuvo a las órdenes del actual consejero consultivo de la Entidad, Antonio Benítez.

Continue Reading

Más fútbol

Importante victoria del Tropezón para entrar en playoff

Published

on

El Tropezón logra la victoria en la tarde del sábado frente al Racing B (2-1).

Muy buena primera parte del equipo taniego y buen primer periodo de fútbol en líneas generales, donde seguro que los aficionados que hoy se dieron cita en Santa Ana no salieron decepcionados, y donde el Trope controló el partido, aún habiendo dispuesto los jóvenes jugadores del Racing B de alguna ocasión más o menos clara de gol. De hecho, fueron ellos los primeros en avisar con un lanzamiento a la madera en el minuto 13. La réplica llegó diez minutos más tarde, con una fabulosa acción de velocidad y desborde de Chamorro, que llegó a plantarse en el área racinguista haciendo temblar a la defensa visitante.

A los pocos minutos, en el 30, llegó una buena asistencia de Víctor a Riki, que éste no desaprovechó, cruzando bien el balón al segundo palo y batiendo a Adrián Peon, el portero verdiblanco.

minuto 36, el mejor hombre hoy sobre el terreno de juego, nuestro cancerbero Iván, se lució a lanzamiento de libre directo de los santanderinos, metiendo una mano prodigiosa cuando el balón entraba como un obús por la misma escuadra. No cejaron los visitantes de buscar el empate, y sólo cuatro minutos más tarde, en el 40, culminaron un rapidísimo contragolpe con un disparo que salió excesivamente alto. Acto seguido, y en un disparo que salió mordido, volvieron a encontrar la parte alta del travesaño de la meta de Iván en otro disparo a puerta. No hubo tiempo para más y ambos equipos encararon los vestuarios con la mínima ventaja local en el marcador, pero con la espadas en todo lo alto.

Los pupilos de José Moratón salieron a por todas en el segundo periodo. De hecho, pusieron en muchos aprietos a un Tropezón que quizás había hecho un derroche físico demasiado alto en el primer acto. En el minuto 53, fue Soberón el que en una posición privilegiada, cruzó en demasía su lanzamiento a puerta. La réplica llegó de la mano de un hipermotivado Alberto Dorronsoro, que culminó una rápida contra de los nuestros con un disparo que salió alto.

En el minuto 68 llegó el empaté en el marcador, por mediación de Rozas, en una acción muy rápida de los jóvenes jugadores de la capital.

No perdió por ello la cara al partido el Tropezón, ni el Racing “B” cejó en su empeño de llevarse los tres puntos de Santa Ana, lo que motivó que ambos equipos, en parte también debido a lo pesado del terreno de juego, se desgastaran físicamente. Estaba claro, que era importante saber administrar bien el “tempo” de juego, y en esa faceta, el Trope salió victorioso, ya que sin irse a lo loco a por la victoria, ésta llegó en el minuto 76 en un rápido ataque de los nuestros por la derecha, que acabó con la pelota en los pies de David, que generoso donde los haya, sirvió a Dorronsoro en el punto de penalti para que éste fusilara la meta visitante llevando el delirio a las gradas de Santa Ana, que adolecen últimamente de este tipo de alegrías.

No hubo tiempo para más hasta el minuto 90, y tres puntos muy importantes que se quedan en Tanos, a la espera de visitar el próximo fin de semana el Eusebio Arce de Escobedo en otro partido entre equipos de la parte alta de la tabla.

(Fuente: CDTropezon.es)

 

Continue Reading
Advertisement OID

Podcast

Twitter

Tendencia