Connect with us

Selección

España endosa un set a Argentina

Published

on

Julen Lopetegui sigue su racha imbatida con 17 partidos que le avalan desde que tomó el mando de la selección en 2016 con un histórico 6-1 ante Argentina

España lanzó un mensaje al mundo desde el césped del Wanda Metropolitano. Si las sensaciones hace unos días en Düsseldorf dejaron un gran sabor de boca en los aficionados, la exhibición ante Argentina ha confirmado, y relanzado, todos los optimismos.

Sexta velocidad… o séptima

España juega a otra velocidad. El plan de Sampaoli fue desde inicio una presión altísima, que obligaba a De Gea a sacar el balón a las esquinas donde Piqué y Ramos recibían pegados a la línea de fondo propia. Sin embargo, las triangulaciones vertiginosas y la impresionante movilidad de los jugadores españoles, que iban creando espacios una y otra vez, desactivó desde el principio el plan argentino.

Costa abre la lata a los 12 minutos

Todo se aclaró mucho más cuando Diego Costa entró con todo a rematar un balón que acabó convirtiendo en el primer gol. Y a partir de ahí, el show de Isco.

El malagueño se está acostumbrando a levantar al público con conducciones imposibles y quiebros imprevisibles. Se está acostumbrando a salir ovacionado, pero también a trabajar en la destrucción y, ojo, a marcar goles. Tres anotó en el partido de hoy para llevarse un balón que firmarán sus compañeros para desesperación de los argentinos que veían como, ni siquiera con un juego más duro de la cuenta para un amistoso, podían parar al 22.

Pero sería injusto destacar solo a Isco. Ante la ausencia de Silva, Asensio explotó su verticalidad, Iniesta siguió marcando el ritmo que le interesaba a los suyos en cada momento, Thiago alternó fajarse con lucirse, Piqué, que salió ovacionado, y Ramos, reconocido por llegar a 150 partidos, estuvieron imperiales, y en definitiva, el equipo hizo todo bien.

Asistencia de De Gea

Por si fuera poco, se vieron alternativas. El gol de Iago Aspas es uno de esos goles que antes no marcaba la selección española, pero que cada vez incorpora más. David de Gea lanzó un balón milimétrico a la espalda de Argentina, Aspas hizo un control espectacular, se fue por velocidad y anotó.

El equipo de Julen Lopetegui, que suma a su racha de partidos invictos mejores sensaciones cada vez se fue dejando una sonrisa en la cara a todos los que acudieron al Wanda Metropolitano, y seguramente, una gran advertencia a todos los rivales con los que se las verá en Rusia.

(Fuente: RFEF)

Más fútbol

España avisa a Alemania

Published

on

Un veterano dirigente del fútbol español que ya no está se ponía de los nervios cada vez que a uno de los partidos que disputaba la selección se le calificaba como “amistoso”.“No los hay. Todos son oficiales”, decía a modo de reprimenda a quien se atrevía a ponerlo en cuestión bajo semejante denominación. No lo eran, desde luego, bajo su afirmación, que no distinguía entre lo presuntamente no trascendente y lo que sí lo era, y en el ESPRIT Arena de Düsseldorf lo habría comprobado de estar dónde estuvo. A tres meses del comienzo del Mundial Rusia 2018, cualquier partido tiene una especial significación por lo que supone como banco de pruebas. Más cuando se juega contra Alemania. Más si se hace en su terreno. Más si hay un lleno absoluto. Más cuando se juntan dos millares de españoles en las gradas.

Nada de amistoso, que supongo que es algo de lo que también participan Lopetegui y Löw, que en la contienda no se han andado con miramientos. Uno y otro han alineado a la “crême” de lo posible, es decir, aproximándose a los presumibles “onces” que tomen la salida en el Mundial con algunos retoques obligados por ausencias, Busquets, por ejemplo. Del tamaño de la intención, palpable en el equipo español formado de salida, dio cuenta inmediatamente la selección desde la apertura de uno de los que saben cómo amargar a los alemanes, Andrés Iniesta, ese chico que dice que se irá del equipo nacional tras el Mundial, ojalá se equivoque él y no los demás, fabricando un pase magistral, que, magistralmente, paró y remató por alto Rodrigo para batir a Ter Stegen entre el jolgorio generalizado de los seguidores españoles.

El jolgorio de los aficionados se repitió una docena de minutos más tarde, tras un larguísimo balón de Ramos a la banda opuesta ocupada por Isco. No llegó al balón por centímetros Héctor en su intento de despeje de cabeza a la desesperada, pero sí Isco, que esperaba que ocurriera lo que finalmente sucedió, sobre la raya casi para entrar libre ya de cualquier marca. Lo hizo como una bala para colocar un balón al que Iniesta no llegó por centímetros. Fue tanta la belleza de la acción que rendidos a sus pies cayeron los que tenían que hacerlo, es decir, los españoles, y los aficionados alemanes que ovacionaron calurosamente ese ejercicio de casi perfección al que solo faltó eso, un par de centímetros para acabar de rematarlo.

“Deliciosos con frecuencia Iniesta, Isco y Silva”

El partido tuvo su aquel para España como era de esperar. A los 23’ pudo empatarlo Timo Werner con un disparo cruzado que rozó el poste izquierdo del portal defendido por De Gea, primera de las ocasiones alemanas del encuentro y fruto, naturalmente, del talento que no se debe discutir al campeón del mundo. Aún lastrados por su inferioridad ante la calidad del toque del medio campo español, deliciosos con frecuencia Iniesta, Isco y Silva, tener enfrente a Khedira, Ozil, Kroos, Müller, Draxler y la “compaña” es como para temer, y con razón, que en cualquier momento hay equipo ahí capaz de causar grandes problemas. Ocurrió, sin embargo, que España jugó bien frecuentemente,  con el tiki que se le conoce en no pocos instantes y de ensueño en algunos instantes, que dejaron boquiabiertos a los espectadores. Me refiero a los germanos, claro está. Un chutazo inesperado de Thomas Müller, con mucho espacio libre alrededor, lo aprovechó, no obstante, Alemania para empatar cuando no había atisbo alguno de ello. No fue un gol fruto de su constante presión arriba, sino un chispazo aislado. Un zarpazo. Aceptémoslo: son los que son. Y es bueno no fiarse de ellos. No fiarse nada. Porque cuando menos se piensa…

Ter Stegen salvó “in extremis” a pies de Isco

Fue, precisamente, la atosigante presión de los alemanes lo que más daño le causó a España. No por inesperada sino porque abrió hueco en el medio campo español y aisló a Rodrigo, demasiado lejos de sus enlaces. A los 50’ entraron Nacho y Saúl por Piqué e Iniesta, que se había deslomado en la primera media hora. Inmediatamente Gundogan suplió a Khedira. Sin Andrés la jerarquía la asumió Silva, que está para eso y para lo que le echen. A los 54’ una trenzadísima jugada de España se acabó perdiendo en un exceso de pases y un minuto más tarde otra espléndida la salvó “in extremis” Ter Stegen a pies de Isco. Pudo ser el 1-2 que premiara las excelencias del equipo español en esos momentos que tantas veces brinda, pero antes de ello, De Gea ya se había lucido en un par de ocasiones. Lo uno por lo otro para ser justos.

A la hora de partido el encuentro estaba como al comienzo, o sea, en tablas, pero España había conseguido paliar los efectos morales de la igualada, que no era poca cosa. A los 64’ una falta de Koke a Müller a ocho metros del borde del área grande acabó en la cabeza de Hummels que mandó el balón al larguero. Lopetegui tiró entonces de Diego Costa, uno de esos delanteros capaz de amargar la vida de cualquier defensa, sea alemán o ugandés. A los 67’, un largo balón cruzado de Asensio no lo alcanzó Silva por el canto de un euro antes de que entrara Sané. El partido estaba en esos momentos para cualquier cosa: que lo ganaran los unos, que lo ganaran los otros o que se quedara como estaba. Cuando Silva dejó su puesto a Lucas Vázquez (70’), el medio campo del equipo de Lopetegui había sufrido una transformación casi absoluta. Solo quedaba Thiago. Löw cedió menos en ese punto. Ozil y  Kroos tuvieron que aguantar como jabatos hasta el final.

Tan inesperadamente como había igualado Alemania pudo marcar España en el minuto 75 cuando Costa no aprovechó un flagrante error defensivo, uno de los muy pocos de los alemanes, que puso el balón en sus pies y en las mismas narices de Ter Stegen. No sacó tajada de aquella ocasión pintiparada Diego, oportunidad postrera de un equipo que no solo aguantó el tipo ante el campeón del mundo y en su terreno sino que durante un buen rato le tuvo en las cuerdas. Y el que estaba refugiándose en ellas, no lo olvidemos, era Alemania.

Ustedes saben qué es y quiénes juegan con el campeón del mundo, ¿a qué sí?

(Luis Arnáiz. Fuente: RFEF)

Continue Reading

Fútbol español

La RFEF rechaza tajantemente las acusaciones vertidas por alguno de los integrantes de la selección maltesa

Published

on

La Real Federación Española de Fútbol rechaza tajantemente las acusaciones vertidas, recientemente, por alguno de los integrantes de la selección maltesa que participaron en el partido que se celebró el 21 de diciembre de 1983, en el estadio Benito Villamarín de Sevilla y que han sido recogidas por distintos medios de comunicación.

Dichas afirmaciones son rotundamente falsas. Carecen del más mínimo fundamento y son totalmente extemporáneas. La Real Federación Española de Fútbol confirma la absoluta limpieza de sus jugadores, reitera que ha sido uno de los partidos más importantes de la historia de la Selección Absoluta, que concluyó con el resultado de 12 a 1 y que sirvió para que España se clasificara para la fase final de la Eurocopa’84, celebrada en Francia, en la que fue subcampeona.

Por último, solicitamos absoluto respeto para la Selección Nacional, al tiempo que la RFEF se reserva la posibilidad de emprender acciones legales de toda índole contra quienes traten de ensuciar la buena imagen del fútbol español.

Continue Reading

Fútbol español

La FIFA podría dejar a España sin Mundial de Rusia 2018

Published

on

La FIFA ha enviado una comunicación a la RFEF para avisarle: la selección podría no ir al Mundial de Rusia de 2018 por posibles injerencias de Gobierno en el caso Villar. España quedaría excluida de todas las competiciones, puesto que dejaría de ser miembro asociado. Esto se debe a la intervención del CSD en el marco de la operación Suole. De hecho, fue este organismo el que inició la preparación de la inhabilitación de Ángel María Villar tras conocerse su implicación. La FIFA considera esto una intromisión gubernamental que es un riesgo para la independencia de la Real Federación y que, además, pone en peligro los estatutos. Es más, fueron los presidentes de los territoriales quienes abogaron, tras estar colocados en el punto de mira, por recurrir al máximo organismo del fútbol internacional. Es un caso similar al ocurrido hace semanas con la selección de Perú. El Gobierno del país quiso cambiar la ley para intervenir en la Federación de fútbol, y la FIFA emitió el mismo aviso, amenazando con dejarles fuera de la cita mundialista del próximo verano, a la que se clasificaron en la repesca ante Nueva Zelanda.

(Fuente: 20 minutos)

 

Continue Reading
Advertisement

Podcast

Twitter

Instagram

Tendencia