Connect with us

Más

Fracturas por estrés

Published

on

Una fractura es la falta de continuidad en una estructura ósea. La mayor parte de las fracturas son causadas por traumatismos (caídas, fuertes golpes, etc.) tanto durante la práctica deportiva como fuera de ella. En cambio, las fracturas por estrés son consecuencia de pequeños traumatismos de escaso impacto pero producidos de forma prolongada o repetitiva.

El colágeno, que es parte fundamental de nuestro tejido óseo, es un material orgánico entre cuyas características destaca su elasticidad y que recupera los daños producidos por agresiones externas. Sin embargo, ante agresiones muy continuadas esos daños superarán la capacidad reparadora del colágeno, rompiéndose el equilibrio entre destrucción y reparación y originándose la fractura por estrés.

Según cómo se producen, distinguimos las fracturas por debilidad y las facturas por fatiga. Las primeras son aquellas que afectan a huesos debilitados por alguna alteración previa, como por ejemplo osteoporosis (disminución de la densidad mineral del hueso), más frecuente en personas de edad avanzada y en el sexo femenino; también pueden observarse en niños, asociadas a los cartílagos de crecimiento. Por su parte, las fracturas por fatiga se deben a una excesiva y continuada o repetitiva actividad muscular, que hace que el hueso responda con un proceso de regeneración, con una fase transitoria de recarga ósea en la que el hueso es más débil y vulnerable a este tipo de fracturas, por el desequilibrio que se origina entre la menor resistencia ósea y el aumento de la fuerza y el tono de los músculos .

Los más predispuestos a padecer este tipo de fracturas son quienes realizan actividad física continua. Entre los deportistas, los factores que más contribuyen a la aparición de esta dolencia son el incremento desordenado en duración, intensidad o frecuencia de la actividad física, un inadecuado período de descanso entre esfuerzos, no respetar una etapa de adaptación gradual tras una fase de inactividad, cambios bruscos en la superficie sobre la que se realiza la actividad (especialmente el paso de una superficie blanda a una más dura) o una técnica de entrenamiento inadecuada.

La fractura por estrés se suele manifestar como dolor asociado a la actividad, que será constante con un ejercicio continuado y que cede con el reposo del miembro afectado. Los síntomas suelen prolongarse durante dos a tres semanas, aunque pueden llegar a durar hasta cinco o más.

El examen físico es esencial para el diagnóstico. Se detecta ese dolor localizado, acompañado de edema, aumento de temperatura y/o eritema de la zona afectada. Además, una completa exploración biomecánica buscará desequilibrios musculares, debilidad, rigidez o disimetría de miembros. Entre los estudios de imagen utilizados, la radiografía simple es poco efectiva en fase temprana. La resonancia magnética es muy útil para el diagnóstico precoz, evidenciando áreas de edema óseo y partes blandas adyacentes. La tomografía axial computerizada (TAC) es el método de más alta especificidad, por su buena definición de la estructura ósea. Las técnicas de medicina nuclear tienen buena sensibilidad para detectar zonas de alto intercambio osteocálcico.

En la valoración de la lesión hay que considerar el historial deportivo del paciente y su actividad diaria, tanto deportiva como laboral. El diagnóstico temprano es esencial para evitar complicaciones y, especialmente en el caso de los deportistas profesionales, lograr un retorno lo más precoz posible a la actividad física deportiva.

El diagnóstico diferencial puede ser difícil, y se debe hacer con otras lesiones comunes, como las tendinitis o las sobrecargas musculares.

Estas fracturas pueden ser catalogadas según zona afectada, tiempo de curación o posibilidad de complicaciones (como el retraso de consolidación o pseudoartrosis) en fracturas de bajo riesgo, de pronóstico favorable con la simple cesación de la actividad, y fracturas de alto riesgo, especialmente si el diagnóstico es tardío.

El tratamiento de una fractura por estrés consiste, en esencia, en cesar la actividad deportiva (el tiempo de reposo recomendado, fundamental en estos casos, oscila entre seis y ocho semanas) e identificar y corregir los factores predisponentes. Posteriormente, y según cada fractura en particular, se evaluará la conveniencia o no de inmovilizar la zona afectada. Se recomienda realizar actividades de bajo o nulo impacto, como las que se realizan en piscina, y los ejercicios en gimnasio, que favorecen la recuperación al no implicar traumatismo para la estructura ósea dañada. Al mismo tiempo, se avanzará en la rehabilitación fisioterapéutica hasta que ceda el dolor, respetando los tiempos biológicos necesarios para la recuperación total de la fractura antes de reiniciar gradualmente la actividad deportiva habitual, aspecto fundamental para evitar recaídas. Los antiinflamatorios no esteroideos aliviarían el dolor, pero pueden afectar a la cicatrización de la fractura.

Algunos consejos útiles para minimizar el riesgo de aparición de una fractura por estrés son el buen calentamiento previo al inicio de las rutinas físicas, una dieta que preste especial atención a la ingesta adecuada de calcio y minerales, una correcta carga de entrenamientos y respetar los tiempos de descanso entre esfuerzos.

Continue Reading
Advertisement OID
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Videojuegos

Tennis World Tour: Se presenta “sucesor espiritual” de Top Spin 4

Published

on

El mundo del videojuego de tenis ha estado huérfana estos últimos años sin la presencia de una serie tan aclamada por la critica y jugadores como Top Spin. Esto podría acabar en 2018 de la mano de Breakpoint, un estudio especializado en experiencias deportivas con miembros tras la mencionada saga entre su personal, y Bigben con el lanzamiento de Tennis World Tour para PC y consolas.

“Durante años hemos querido crear un nuevo juego de tenis, un sucesor espiritual de Top Spin 4. Las últimas evoluciones técnicas nos permiten hacer el videojuego de simulación ultra-realista con el que siempre hemos soñado” ha comentado Pierre André, diseñador de la producción y antiguo productor de Top Spin 4. “Estamos orgullos de ofrecer a los aficionados un título digno de su entusiasmo. Su nivel de calidad, riqueza de contenido y mecánicas de juego aseguran una de las mayores simulaciones deportivas en el mercado”, añadía por su parte Benoît Clerc, de Bigben.

Hasta la próxima GamesCom 2017, a celebrar durante el mes de agosto, no se espera información más detallada sobre el videojuego, si bien se ha garantizado una propuesta exigente, con una amplia gama de estilos de juego y una preparación estratégica capaz de influir en el desarrollo de cada partido. Así mismo se ha confirmado un plantel de 30 tenistas, masculinos y femeninos, incluidos Roger Federer, Gaël Monfils, Angelique Kerber y Garbiñe Muguruza entre otros.

(Fuente: 3djuegos.com)

Continue Reading

Más

Microsoft anuncia una edición especial de Xbox One S protagonizada por el Real Madrid de fútbol

Published

on

Microsoft ha anunciado el lanzamiento de una edición especial para España de su videoconsola Xbox One S protagonizada por el Real Madrid de fútbol, que se encuentra disponible en la tienda de la compañía tecnológica, a un precio de 279,99 euros.

El ‘Pack Real Madrid Xbox One S – Edición Exclusiva’ ha sido anunciado por Microsoft a través de un comunicado, como “un paso más” en la colaboración que mantienen Xbox y el Real Madrid, que comenzó el pasado 19 de julio con la confirmación de la plataforma de Microsoft como patrocinadora oficial del club de fútbol madrileño.

El ‘pack’ incluye una consola Xbox One S de 500 gigabytes con Blu-ray de 4K HDR y transmisión de vídeo en 4K y HDR, un mando inalámbrico Xbox, dos ‘sets’ de ‘skins’ del Real Madrid para personalizar la videoconsola y una suscripción a Xbox Game Pass durante 12 meses, valorada en más de cien euros, para disfrutar de acceso ilimitado a más de cien títulos de Xbox One y Xbox 360, así como descuentos en juegos de Xbox One. El precio total del paquete es de 279,99 euros.

Continue Reading

Más

Edema Oseo

Published

on

El hueso se compone de una zona externa (cortical), dura y compacta, y una interna (trabecular), menos densa, de tejido esponjoso, en la que hay vasos sanguíneos y donde la médula ósea genera celulas sanguíneas.

Un edema óseo es el resultado de la acumulación de fluidos inflamatorios en el interior del hueso. La inflamación es una respuesta natural al deterioro de los tejidos, y en fase reparadora provoca aumento de líquido para regenerarlos; cuando esta fase regenerativa se prolonga y no se reabsorbe todo el líquido, se produce el edema óseo patológico, al superarse la capacidad de reparación y producirse degeneración del tejido. Así, se pasa de una fase reparadora a una fase destructiva (osteonecrosis). Se lesiona el cartílago y puede haber también afectación de la médula ósea.

Sus principales causas son los traumatismos (un gran traumatismo –por ejemplo, jugando al fútbol– , o microtraumatismos –impactos repetitivos– como los que sufren los atletas al correr); pero también fracturas, procesos degenerativos, tumores, procesos isquémicos (disminución del riego sanguíneo y del aporte de oxígeno al hueso, con osteonecrosis o muerte del tejido óseo), inflamación (osteítis), infección (osteomielitis), osteoporosis…

La osteonecrosis suele afectar a cadera, rodilla y hombro. La de cadera es más frecuente en hombres de 30-50 años; la de rodilla, en mujeres de 50-60 años.

La sintomatología es moderada, crónica y a menudo invalidante. Hay derrame articular, edema de partes blandas, inflamación con enrojecimiento, calor, dolor y limitación funcional de la articulación. Al principio, el dolor se incrementa tras actividades que soportan el peso del cuerpo, se alivia en reposo y no hay afectación de la movilidad articular. Después, el dolor puede aparecer en reposo, incluso durmiendo, se limita la movilidad articular, hay rigidez articular o espasmos musculares, con la consiguiente dificultad a la marcha.

Además del diagnóstico clínico, realizando una adecuada historia clínica (anamnesis o entrevista con el paciente más exploración física específica), pueden ser necesarias pruebas de imagen. Para apreciar el edema óseo y las primeras fases de la osteonecrosis debe realizarse una resonancia magnética nuclear.

La evolución del cuadro puede llevar a sufrir fracturas de estrés o incluso, en casos más graves, a destruir la articulación y hacer necesario el uso de una prótesis de cadera o de rodilla.

El principal objetivo del tratamiento es conseguir la reabsorción total del edema óseo en el menor tiempo posible, para evitar el desarrollo de osteonecrosis y la necesidad de prótesis. Hay que tratar el dolor y la inflamación y minimizar la limitación articular, recuperar el movimiento normal y que el paciente pueda realizar sus actividades de la vida diaria sin problemas.

El reposo es muy importante en la evolución del proceso. Si se inicia un programa de fortalecimiento o estiramiento muscular o tratamientos agresivos antes de la reabsorción completa del edema, el cuadro puede empeorar. Mientras exista edema óseo, las estructuras adyacentes (tendón, ligamento, músculo, cartílago) no van a tener un correcto funcionamiento.

Puede ser útil la bioestimulación mediante láser y la magnetoterapia, trabajando sobre la zona del hueso afectada por falta de riego sanguíneo y buscando la reabsorción del edema. Cuando el edema se detecta en fase muy precoz podrá vaciarse puncionando el hueso.

El periodo de recuperación puede ser de hasta seis semanas, según la zona afectada y la extensión de la lesión. A partir de las 2-3 semanas se puede comenzar a realizar ejercicio sin carga.

Continue Reading
Advertisement OID

Podcast

Twitter

Tendencia