Connect with us

Opinión

La gran falacia

Published

on

Hay verdades inalterables, máximas del fútbol que en muchos casos se apoyan en tópicos a veces acertados, otras veces no tanto.

Quiero detenerme a hablar sobre una de esas verdades, una verdad inalterable para muchos “en el grupo vasco de Segunda B hay que jugar directo para obtener resultados”. Es innegable que el fútbol vasco se apoya fundamentalmente en el juego físico, podríamos decir que tosco incluso -que no suene a menosprecio por favor-, lo que nadie parece pararse a pensar es que quizás por eso, el fútbol de nuestros vecinos se estanca en Segunda B salvo casos como el de clubes históricos como Athletic, Real Sociedad y Osasuna, o en el reciente éxito de Eibar y Alavés.

Si escribiera lo que voy a escribir en 1987 sería una temeridad por mi parte, en aquella época e históricamente, esa “máxima” del juego directo y físico sí era una realidad, pero en la actualidad, por suerte o por desgracia, el fútbol ha cambiado.

En los clubes que militan en categorías superiores ya hemos visto parte de ese cambio, la Real Sociedad se caracteriza a día de hoy por un juego de toque y posesión, el Eibar ya no es el equipo correoso que bregaba en Segunda, le gusta la pelota y se gusta con ella en la medida de sus posibilidades, incluso en Alavés ha tenido temporadas de buen fútbol combinativo, también según su capacidad.

En la Segunda División B sin embargo, los equipos vascos siguen en la misma dinámica de toda su historia, y ahí están, en Segunda División B y con pocos visos de meter algún equipo en Segunda (sin contar filiales).

En el entorno del racinguismo existe el “run run” que el equipo debe jugar “a lo vasco” para obtener resultados; yo, que siempre he sido el retorcido en mi casa, digo que no tiene por qué ser así y lo respaldo con datos.

Vamos a hacer una comparativa desde la temporada 2013/2014 hasta la actualidad en el Grupo II, el grupo vasco.

En la temporada 2013/2014, el campeón es el Sestao, precisamente dirigido por Ángel Viadero, haciendo fútbol directo. Segundo es el Leganés, tercero el Toledo y cuarto Las Palmas B, los tres realizan fútbol combinativo. Curiosamente, asciende a segunda de este grupo uno que no fue campeón, el Leganés.

Subimos otra temporada, vamos a la 2014/2015, Huesca es campeón, seguido de Bilbao Ath, Guadalajara y Real Unión, salvo los fronterizos que fueron cuartos, los otros tres equipos jugaban a llevar la iniciativa, a mandar, aquella temporada fue la mejor para los clasificados de este grupo ya que ascienden Huesca y Bilbao Ath.

En la temporada 2015/2016, quizás nos encontramos con la clasificación final más “tradicional” de los últimos años. Aunque el campeón es el Real Madrid Castilla, otro equipo más combinativo que los clubes vascos, vemos al Barakaldo segundo, Socuéllamos tercero y Toledo cuarto. Podríamos decir que aquí el baremo fútbol de toque – fútbol directo se iguala (a grandes rasgos) al 50%, Castilla y Toledo se clasifican tocando más que sus rivales, mientras que Barakaldo y Socuéllamos estarían más integrados en el juego directo. El caso es que esta temporada no asciende ninguno de los cuatro.

La última temporada es la más evidente en el cambio de tendencia, Albacete, Toledo, Fuenlabrada y Rayo Majadahonda se clasifican para jugar la fase de ascenso. Los cuatro juegan un fútbol vistoso -dentro de lo vistoso que puede jugar un equipo de segunda B-, de toque y de posesión. El Albacete asciende junto a Lorca, Barcelona B y Cultural Leonesa. Tres de los cuatro ascendidos se caracterizan por el buen trato a la pelota, y el Lorca tampoco es que hiciera un fútbol 100% directo.

Con todo esto quiero llegar a varias conclusiones, por un lado, que es falso que para ganar la liga en el Grupo II debas jugar un fútbol directo y aguerrido, los números dicen lo contrario, es más, a tenor de esos números parece garantía de fracaso. ¿Quiere decir que se debe jugar siempre tocando desde atrás? No, el fútbol es como la vida, y en la vida, el equilibrio es fundamental para el éxito. Pero por favor, no estamos en los años 80 y los hechos son tozudos como demuestra la historia reciente en el grupo.

Por otro lado, estaremos de acuerdo en que el objetivo -por encima de ser campeón de grupo- es el ascenso, y ahí los datos son absolutamente demoledores en contra de jugar directo, desde el 2013 hasta la actualidad, de 16 equipos que ascienden, únicamente hay 2 que se les pueda englobar en la categoría de fútbol directo, el UCAM Murcia de 2016, y el Racing de Paco en 2014.

Podemos mirar a largo plazo y empezar a forjar un estilo propio, o podemos ceñirnos al pan para hoy y hambre para mañana. Vaya por delante que ninguno de los modos de juego son buenos o malos per se, la cuestión es desarrollarlos correctamente, pero los datos están ahí y son innegables.

 

(Foto vía martiperarnau.com)

Opinión

El origen del desastre del Barça en la Champions

Published

on

24 Horas han pasado ya desde que se consumara la debacle azulgrana en el Olímpico de Roma y cómo simpatizante culé me veo obligado a dar mi opinión sobre ésta inesperada eliminación, aunque si soy sincero con vosotros y conmigo mismo creo que muchos nos la esperábamos y si, digo bien, yo me la esperaba porque ya el Chelsea fue muy superior táctica y físicamente en la eliminatoria de Octavos y sólo la falta de puntería hizo que nos clasificásemos para cuartos de final, dónde nos tocó el equipo más fácil en teoría, una Roma entrenada por Eusebio Di Francesco y dirigida magistralmente en los despachos por el ex sevillista Monchi.

El equipo Romano ya sorprendió en el Camp Nou dónde hizo un gran partido y al igual que el Chelsea le fallo la puntería y dónde a pesar del marcador a favor (4-1) volvimos a demostrar que no estábamos nada finos. El problema creo que es muy claro, la mayoría de los jugadores están fundidos física y mentalmente debido al exceso de partido jugados por la gran mayoría. Muchos de ellos por ejemplo no deberían de haber jugado la Copa del Rey pero claro, decir eso a la mayoría del “exigente entorno” del equipo es hablarle de un temas casi prohibido y así llevamos los últimos años.

Este es el origen de todos los males del equipo, que la gran mayoría de la afición está obsesionada con el famoso “triplete” y no se dan cuenta que eso sólo se gana de “pascuas a ramos” y además carga a los jugadores con una presión brutal que no les hace descansar para estar a tope en los meses dónde nos jugamos todo, es decir Abril y Mayo.

Luego podemos hablar de la gestión de los fichajes por parte de la dirección deportiva o de la gestión de la plantilla por parte del entrenador Ernesto Valverde. Cada uno tiene su opinión y yo ya las he leído de todos los gustos, a favor y en contra. Pero lo único que sé es que casi siempre juegan los mismos, que jugadores cómo Gerard Piqué, Sergio Busquet, Iván Rakitic, Luis Suárez y Leo Messi (la columna vertebral) lo juegan absolutamente todo, bien porque así lo quieren ellos o bien porque el míster no se fía un pelo de los recambios, pero lo dicho, llegan estas fechas y están cómo se dice vulgarmente “pichaos”.

También es verdad una cosa, este equipo viene de un verano convulso dónde la salida de Neymar trastocó muchos planes y además me da que hizo mucho daño a sus compañeros porque el brasileño era algo más que un compañero en el vestuario, pero es que encima, debemos de sumar un tema que debe de estar afectando bastante a todo el club y entorno en general y es como no, la complicada situación política que se está viviendo en Cataluña que queramos o no, afecta. Por ejemplo, la imagen del Camp Nou en el encuentro de ida fue vergonzosa y fue consentida por el club, no lo olvidemos. Compararlo con el ambientazo que había en Roma es cómo comparar el día y la noche.

Luego podemos discutir si Nelson Semedo es buen lateral o no, podemos discutir si Valverde podría haber dado más minutos a jugadores cómo Dennis Suárez, o podemos hablar del por que ha contado tanto con un jugador tan discutido cómo es el portugués André Gomes o por qué no ha dado más minutos a Paco Alcácer o por qué narices no sabemos nada del colombiano Yerri Mina o por que se han gastado tanta pasta en un jovencito inexperto cómo es Dembelé   o por que narices ficharon a Coutinho en el mercado de Invierno sabiendo que no podría jugar Champions, lo dicho, a día de hoy los culés nos hacemos muchas preguntas.

También los culés olvidamos un detalle muy importante y es que nuestras estrellas van cumpliendo años y el paso del tiempo es inexorable y ver a Andrés Iniesta como “quiere pero no puede” como le pasó ayer en el Olímpico de Roma, pues sinceramente duele y mucho.

Luego hay datos que duelen en el alma, cómo por ejemplo ver que nuestros partidos cómo foráneos somos un auténtico desastre. En las últimas 6 salidas en eliminatorias desde que ganamos la Champions en el 2015 en Berlín sólo hemos metido 3 goles:

TEMPORADA 2015/16:    ARSENAL 0-2 FCB

ATLÉTICO 2-0 FCB

TEMPORADA 2016/17     PSG  4-0 FCB

JUVENTUS 3-0 FCB

TEMPORADA 2017/18     CHELSEA 1-1 FCB

ROMA 3-0 FCB

 

Y ojo dato importante, éstos partido los hemos jugado con Luis Enrique y con Valverde de Entrenadores, con Neymar y sin Neymar, pero hay un denominador común en cada una de éstas eliminatorias que es el cansancio de la gran mayoría de los onces titulares que jugaron estos partidos, que si lo miramos detenidamente, era el mismo siempre al 90% en todos los casos y todo debido a lo de siempre, el exceso de partidos y la poca o nula rotación de nuestras grandes estrellas debido al exigente entorno. ¿Y sabéis que es lo peor?

¡¡¡ QUE NO APRENDEMOS!!!

Continue Reading

Champions League

Ser o no ser…

Published

on

Dudo mucho que esta Champions League la gane algún equipo inglés. Sí, lo digo yo, el enamorado de la Premier League (la mejor liga del mundo me digan lo que me digan), voy a explicar el por qué de mi afirmación.

Los equipos ingleses están de moda, nunca en la historia de la Champions League un país había clasificado a 5 representantes a la fase de octavos de final de la máxima competición continental.

El espectacular fútbol del City de Guardiola, el rodillo del United de Mourinho, el juego alegre del Tottenham de Pochettino, la dinamita del Liverpool de Klopp, la sobriedad del Chelsea de Conte… todo hace presagiar el anunciado cambio de tendencia a favor del fútbol inglés.

En la primera tanda de los encuentros de octavos de final, Manchester City y Liverpool no defraudaron, apabullaron a sus rivales sin compasión y ya están en cuartos. El Tottenham por su parte caía ante la Juventus, el subcampeón eliminaba a los ‘spurs’ en una eliminatoria en la que los italianos únicamente dispararon las dos veces que hicieron gol en Wembley. El Tottenham fue netamente superior, pero esto no es un partido de liga, esto es la Champions, y equipos con el oficio del que siempre hacen gala los italianos, te mandan para casa.

Queda por ver lo que pueda hacer el Chelsea ante el Barcelona, pero conociendo la marejada que arrecia en Stamford Bridge, dar la campanada en el Nou Camp se antoja más utópico que plausible.

Al Manchester United sí que lo veo clasificarse ante el Sevilla, pero ojo, más por oficio de su entrenador que por juego.

Y es que esto último que acabo de decir es clave para determinar el campeón de la Champions League, el oficio, las tablas, el peso del escudo o como queráis llamarlo. Una característica que aún está muy verde en los equipos ingleses debido a varios factores; para muestra, la eliminatoria entre Tottenham y Juventus comentada anteriormente.

Porque… ¿Cómo es posible que equipos con sendos presupuestos y plantillas de ensueño se peguen año sí año también esos batacazos? Hay varios factores, pero el principal es uno del que emana el resto: el acervo cultural.

El etnocentrismo inglés impregna todos los ámbitos de la vida británica, el ejemplo más cercano lo tenemos con el “brexit”, ha habido noticiarios que ante temporales en el mar cantábrico, decían que el “continente había quedado aislado por el temporal”, es decir, ellos no eran los que estaban aislados, ¡ellos son ingleses por favor! Es un ejemplo un poco absurdo pero que da muestra de la visión que tienen en las islas. Claro, el deporte no iba a ser menos.

La Premier League es la competición más importante del mundo para el aficionado inglés (aunque la F.A. Cup no le va a la zaga, los hay que incluso prefieren la competición copera a la liga), esto es así y no hay más, lo demás es secundario; lo más curioso es que aunque los futbolistas no sean ingleses, acaban imbuidos de esa sensación.

A nivel económico el dinero que se mueve en la Premier League no le tiene demasiado que envidiar al que se maneja en la Champions League, por lo que no preocupa en exceso, hasta ahora, no sumar tanto dinero en la competición europea.

Por supuesto hablo de la Champions, a la Europa League ni la cuento porque directamente en Inglaterra casi ni cuenta.

Este cúmulo hace que los medios no le den tanta importancia a la Champions como los medios italianos o no digamos los españoles. No es ninguna falacia decir que en España se valora más ganar la Champions que la propia liga, cosa que personalmente no entiendo pero que respeto porque es parte de otro acervo cultural, en España sigue presente esa épica del Madrid que gana seis títulos consecutivos, el de sentirse el mejor equipo del mundo… otra visión de este deporte tan respetable como la de los ingleses.

Se debe unir también la sanción tras la tragedia de Heyssel que mantuvo a los equipos ingleses fuera de las competiciones europeas precisamente cuando eran claros dominadores, fueron años de travesía en el desierto que encerraron más aún al aficionado inglés en sus competiciones patrias.

Esto es lo que sucede a día de hoy, ahora bien, el fútbol ha cambiado; cada vez más magnates son dueños de equipos de fútbol en Inglaterra. Los equipos son cada vez más multinacionales con clientes (aficionados) en todo el mundo, no solo en Inglaterra y eso hay que mantenerlo y potenciarlo. Para ello, los equipos ingleses deben empezar a ganar títulos en Europa.

¿Lograrán romper el techo de cristal que impone ese acervo cultural que ha provocado el desdén de medios, aficionados e incluso futbolistas por la Champions?

Rotundamente sí, de eso no me cabe duda, económicamente son los clubes más poderosos, tienen entrenando en su país a los mejores entrenadores del planeta (un acierto invertir dinero en entrenadores, ellos son los que suben el nivel táctico) y cada vez más futbolistas miran hacia las islas con ansia de jugar allí debido a los sueldos y al nivel competitivo de su liga.

Lo que no harán será romper ese techo ahora, o no lo creo al menos. Si estuviéramos inmersos en una liga europea de regularidad, sin duda diría que la ganaría un equipo inglés (si es que la jugasen, económicamente les sale más rentable seguir dentro de la Premier League), pero esto no es una competición de regularidad, esto es la Champions, y nosotros, continentales con ese acervo cultural que nos hace conocer cómo funciona esta competición, sabemos que para ganar un título de UCL tienes que fracasar unas cuantas veces, que en una eliminatoria si te desconectas 3 minutos del partido, estás muerto. Todas esas cosas que los ingleses están aprendiendo desde hace unos años.

Eso sí, este año ya han metido a 5 en octavos, están aprendiendo y de aquí a no demasiado tiempo el techo de cristal va a ceder, entonces los medios británicos volverán a creer en la Champions, los aficionados ingleses creerán que ganando esa competición su equipo será el mejor del mundo y si le unimos el poder económico que les da el vivir en la mejor liga del mundo… entonces preparaos amigos, porque tendremos dominio inglés para rato.

Continue Reading

Opinión

¿Qué le pasa a Dani Aquino?

Published

on

¿Qué le pasa a Dani Aquino? Soy de los que pienso que nada absolutamente, sigo pensando que este Aquino es el mismo que el de siempre; es cierto que este año es más duro, pero más complicado en todos los sentidos futbolisticos, no solo en Dani Aquino, ya que llevamos un año más en esta categoría que es un infierno, y es normal que la gente, como los jugadores, técnicos, Consejo y medios de comunicación estemos más susceptibles. Que el murciano no salude al acabar el partido, pues está claro que yo personalmente no lo comparto, pero es su decisión y hay que respetarla, ya que muchos jugadores hicieron lo mismo  y no pasó nada. Entiendo que la gente pueda enfadarse dado que el murciano es un futbolista referente en esta categoría para el racinguismo y la verdad que no es nada agradable; a mi personalmente me fastidia mucho, lo digo y lo mantengo, es una situación evitable.

Yo sigo pensando lo mismo de Dani, sigo creyendo que si el Racing asciende será porque hay jugadores como él en el equipo verdiblanco. Lo he dicho muchas veces y sigo pensando lo mismo, para mí es un jugador imprescindible y quizás por eso la afición le exija más que al resto, cosa que me parece lógico y justo, además de que la afición es soberana y que hace lo que cree que es mejor para la entidad. Conozco un poco a Dani, ya que comparto bastantes momentos durante los entrenamientos y se como es, y eso a veces le hace ser demasiado directo o que <<no le gustan las medias tintas>> pero muchas veces los seguidores y los medios de comunicación pedimos sinceridad, ¿no? Pues cuando la hay no podemos quejarnos, sería de hipócritas, luego evidentemente se puede estar de acuerdo o no.

Lo ideal sería volver a la normalidad, y quiero creer que así va ser, basicamente porque la afición es el principal patrimonio y por Aquino que debe ser un jugador importantisimo para lograr los objetivos marcados. Lo que no me gustaría en absoluto sería que este asunto fuera de aquí a final de temporada tema central; estoy seguro que por parte del murciano no será así, y por parte de la afición lo mismo. Lo que si tengo claro que lo mejor de este año, que está siendo largo y duro, es la afición y que ella al fin y al cabo es soberana y eso también lo debe entender todo jugador que se precie.

El domingo pasado en el Estadio Municipal de Anduva vi durante 90 minutos a un Dani Aquino muy motivado, siendo lo que yo quiero ver, y es lo que necesita la afición, ya que estuvo durante todo el encuentro muy metido, ¡ojo! Es un profesional y así debe ser, pero lo quiero transmitir con este articulo es básicamente que todo el mundo se puede equivocar, yo el primero por supuesto que si, y que sabiendo donde estamos cada uno de nosotros debemos opinar y expresar lo que realmente necesitemos decir, con esto quiero comentar que vivir un sentimiento como el racinguismo es ir a otro nivel de pensamientos y opiniones. La realidad como siempre es de cada uno, la razón es siempre subjetiva y la verdad es la que cada persona que piensa tiene, por todo ello estoy seguro que con toda la normalidad volverá a ser el Aquino querido, que es a la senda de los goles del ‘torito’ y de los aplausos de los aseguidores.

No hay paraíso sin tener una ilusión y estoy seguro que la ilusión siempre existirá, tanto Dani por estar en el Racing, como de la afición por tener a uno de los mejores jugadores de la categoría.

David Bossu

Continue Reading
Advertisement

Podcast

Twitter

Instagram

Tendencia