Connect with us

Opinión

Se queda

Published

on

Hoy quiero hablar sobre uno de los culebrones que ha deparado el verano, el asunto Coutinho y su posible fichaje por el Fútbol Club Barcelona.

Desde la salida de Neymar al París Saint Germain, desde los medios españoles, en especial los de Catalunya, se ha bombardeado a la opinión pública respecto al “inminente” fichaje del brasileño Philippe Coutinho por la entidad blaugrana, un fichaje frustrado que deja al aire varias vergüenzas y cambios importantes en el mercado futbolístico, comenzamos.

Por un lado, bastaba con seguir el caso por la prensa inglesa para ver que algo no cuadraba, mientras que en España se hablaba de acuerdos inminentes y demás, los medios serios ingleses dejaban claro que el Liverpool se negaba a vender, lo dijeron cuando se hizo público el interés de la entidad barcelonista y lo mantuvieron hasta el 31 de agosto.

¿Por qué en España no se hicieron eco de esas informaciones? En mi humilde (y a menudo errada) opinión no por una cuestión de falta de profesionalidad de los medios españoles, de hecho se hacían eco de las informaciones que salían de las oficinas del Camp Nou, profesionalmente diríamos que impecable, mejor dicho, casi impecable, en este asunto hay dos partes, y en España sólo se hicieron eco de una de ellas.

¿Qué motivos objetivos tenían para creer que Coutinho acabaría engrosando las filas del Fútbol Club Barcelona? Sólo uno, que el jugador quería vestir la zamarra blaugrana, nada más (y nada menos diría alguno).

¿Cuál es el motivo subjetivo que llenó portadas con la “inminente” llegada del brasileño? Sencillo, y repito, es una opinión mía, por prepotencia; porque en este país estamos (por desgracia) acostumbrados que tanto el F.C. Barcelona como el Real Madrid hacen y deshacen, disponen a su libre albeldrío de todo cuanto quieren, cuando quieren y como quieren, pero la cosa cambia cuando la pugna es entre iguales.

El fútbol español es absolutamente asimétrico e insostenible, muchos así lo vemos y lo decimos, pero al sistema “comercial” le interesa potenciar un binomio Madrid – Barcelona con 18 comparsas, un sistema antagónico al inglés donde el equilibrio reina entre todos los equipos de la Premier, y donde el colista en Inglaterra puede fichar un jugador de un equipo de élite si le interesa (al fichaje de Krychowiak por el West Brom me remito). Ante esta tesitura, no hay que ser muy listo para saber que un club de la zona noble inglesa no venda si no tiene intención, pero ahí vuelve a entrar en juego la prepotencia… ¿en qué cabeza cabe que todo un Barcelona no fiche a Coutinho o a quien quiera? Pues señores, en una amueblada. Durante el verano ya tuvieron el aviso serio con el caso Neymar, y cómo otro grande, en base a lo que siempre ha utilizado el Barcelona (y el Real Madrid), el dinero, consigue hacerse con los servicios de una estrella.

Ahora me diréis con buen criterio, “pero el jugador quería salir, el Liverpool se equivoca al no venderlo”, una máxima del fútbol, una verdad inalterable… hasta hace un par de temporadas, y esto nos lleva a los cambios que se avecinan en el mercado.

Coutinho quería salir, pero… ¿Alguien cree que en breve no pedirá disculpas y volverá al equipo de Klopp con toda naturalidad? ¿Recordáis que el próximo verano se juega un Campeonato del Mundo y Coutinho tiene que jugar donde sea para poder ser seleccionado con la Canarinha?

Si miramos lo sucedido este verano de manera global, veremos que los problemas entre Coutinho y Liverpool por el desacuerdo del jugador en permanecer, lejos de ser un caso asilado, comienzan a generalizarse, véase los casos de Van Dijk y el Southampton, Diego Costa y Chelsea o Alexis Sánchez y el Arsenal por citar los casos más famosos.

El fútbol inglés se caracteriza por ser pionero, y también lo está siendo en la tendencia que se prevé en el mercado a medio plazo de forma generalizada, esto es, clubes más ricos que no necesitan vender, jugadores que cumplirán sus contratos íntegros y cambiarán de equipo a la finalización del mismo y sobre todo un número menor de transferencias, eso sí, por unas cifras insultantes.

A partir de ahora, muchos grandes clubes europeos, españoles, italianos y alemanes fundamentalmente, van a ser cola de león en el mercado, la cabeza la marcarán los ingleses. Italianos y en menor medida los alemanes comienzan a verlo e intentan reestructurar sus ligas para poder competir con el gigante inglés, España sigue mirándose el ombligo.

 

Aitor Alexandre

Para leer el original https://byboidradio.com

 

Continue Reading
Advertisement OID
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Mis diez jornadas

Published

on

Nunca hay que dar lecciones de nada ya que la vida da muchas vueltas de campana, ayer viví una tarde en el sardinero con muchas sensaciones que me recordaban a hace dos temporadas, noté a una grada crispada, unos jugadores con mucho resquemor, un entrenador desquiciado por la situación, y así todo, logramos los tres puntos que a mi parecer son vitales.

Este año lo he dicho en muchas ocasiones, va ser muy duro, va ser una temporada muy larga, tengo que ser sincero conmigo mismo, puedo estar equivocado, nadie tiene la razón absoluta, pero esta campaña todo empezó mal bajo mi punto de vista, las cosas como son. Estaba claro que este año la grada al volver estar Ángel Viadero en el banquillo después del fracaso y decepción del año pasado, iba a estar con las uñas afiladas, siendo lógico. Ayer se palpó que esta temporada no va ser como la campaña pasada, ya que noto que no hay tanta ilusión, es un año totalmente diferente, solo hay que fijarse en los desplazamientos, pero seamos sinceros, ayer nuestro Racing tuvo suerte, y algunos jugadores importantes hacen cosas que no deben de hacer nunca, es cierto que uno de ellos al menos se ha disculpado y eso dice mucho de él, pero no hay que llegar nunca a este extremo.

El equipo esta temporada no tiene identidad ninguna, es un conjunto que no sabe a lo que juega, y decir esto no es ser más o menos racinguista, creedme que es decir lo que se ve domingo tras domingo. Con este juego a la gente se le quita la ilusión, ya que son el grupo de jugadores y el míster al frente los que deben enganchar de nuevo a la afición. Esta campaña es la tercera que disputamos la Segunda B, esta institución lleva demasiado tiempo anclada en las catacumbas del fútbol español. Este año debe ser el ascenso pero no llevamos el camino adecuado, no estamos bien. Ayer por ejemplo… que el entrenador diga que se jugó muy bien, no hace un favor al equipo, todo lo contrario.

¿Dónde está ese Viadero del año pasado haciendo auto-crítica? Está más pendiente de protestar todas las decisiones arbitrales que casi dirigir al equipo, claro ejemplo fue que al final es expulsado.

Luego hay otro tema que me preocupa y mucho, la cantera es nuestro futuro, este club a día de hoy debe casi vivir de ella, estamos en Segunda B, debemos darle protagonismo, pero de verdad, debemos apostar y dar continuidad a los chavales. Ayer por ejemplo, que Sergio no haya jugado un minuto me parece aberrante, que Javi Cobo haya jugado lo que ha jugado pues no lo entiendo, lo de Pau para que hablar, ¿no? Etc… hay que tener una filosofía de juego clara, hay que tener una identidad en el club deportiva que actualmente no se tiene, podría hablar de los fichajes de esta temporada, fichajes que la verdad, no están respondiendo ninguno a las expectativas expuestas, cuando todo el mundo piensa que en diciembre hay que fichar, es básicamente porque las cosas en verano a mi parecer no se han realizado bien.

La situación evidentemente no es alarmante, pero sí muy preocupante, hagamos todos auto-crítica. ¿Este equipo está para competir en los play-off? A día de hoy, ¿Creemos que podemos subir? A muy pesar mío creo que las dos preguntas que acabo de formular a día de hoy es no. ¿Estamos a tiempo de corregir todo? ¡Por supuesto! Es más, creo que tenemos tiempo suficiente como para volver a una senda deportiva que nos insufle optimismo. Ahora mismo estamos los terceros a 4 puntos del primero (nuestro objetivo regular) por lo tanto hay tiempo.

Pero de verdad, vayamos todos unidos, estoy deseando que el equipo me haga creer de nuevo que todo es posible, estoy deseando creer de nuevo, pero repito, no todo vale. Hay cosas a corregir y espero que por el bien de todos, hoy mismo se pongan a ello, yo personalmente también me pondré a hacer mi propia auto-crítica.

Continue Reading

Buzz

¿Los futbolistas iconos de moda?

Published

on

El mundo de la moda muchos trucos es seguir las tendencias que se lleva en esa época del año para marcar un cierto estilo pero ¿Cómo llevan estas tendencias los futbolistas? (más…)

Continue Reading

Opinión

A salto de mata

Published

on

Siempre me intento guiar por un principio de justicia y equidad, en la vida creo que hay que ser equilibrado y poner en la balance los pros y los contras antes de emitir valoraciones. Por sistema desconfío de los que ven las cosas absolutamente maravillosas así como de los que las ven horrorosamente, odio el blanco y el negro, la vida se compone de diversas tonalidades de grises.

En lo que respecta al Racing no iba a regirme de otra forma, así, la situación que atraviesa la entidad cántabra, está salpicada de matices y de grises, ni todo es positivo ni todo es negativo.

Desde la llegada del nuevo Consejo de Administración, se han realizado avances y progresos impensables hace apenas 3 años. El Consejo de Manolo Higuera se hace cargo de un equipo centenario en una alarmante situación de riesgo vital, un riesgo que a día de hoy está minimizado. Ese es el principal aval en la gestión del Consejo.

La deuda con la Agencia Tributaria está encaminada a desaparecer, los pagos del Convenio de Acreedores no corren peligro, y dentro de la precariedad, el enfermo respira por sí mismo. En el haber al respecto consta el empecinamiento por sacar adelante un Convenio con el Gobierno que a algunos no nos convencía y que terminó en un fiasco dada la incapacidad legal de sacarlo adelante. La opción de supervivencia pasaba y pasa por el compromiso de los máximos accionistas, al final, el tiempo nos dio la razón a los que así pensábamos.

El Racing ha hecho un esfuerzo por profesionalizarse con las incorporaciones de un Director General y un Director Deportivo, figuras clave en el crecimiento de todo club que aspire a cotas más altas, no a ascender y seguir viviendo a salto de mata, sino a crecer de verdad, mirando el largo plazo.

Se que para muchos esto que digo crea controversia, muchos creen que el dinero debe estar invertido casi en exclusividad en futbolistas, nada más lejos de la realidad si lo que se pretende realizar es un proyecto de futuro y no seguir funcionando como este club ha funcionado desde mediados del siglo pasado, obsoleto.

Muchos dirán “¿No había otro Director Deportivo más joven y con más conocimientos?” Yo respondo, sí, lo hay seguro, y les pregunto a ellos ¿Del caché de Pachín y por el sueldo que (se supone) tiene? Esa es la clave, el equilibrio.

Otros muchos dirán “¿Para qué un Director Deportivo en Segunda B? ¡Que lo haga Viadero!” A lo que yo respondo, el Racing aspira a ser un club profesional, un club de LFP, y sin profesionales eso no se consigue, y si se consigue, seguiremos como toda la vida, sin estructura y funcionando a salto de mata.

En el debe del Consejo también hay que contar el lavado de cara a nivel de comunicación -no sólo para mí, sino para los entendidos, de lo mejor de España- y los diversos proyectos de adecentar los Campos de Sport de El Sardinero, de manera de que se construya y se respire racinguismo desde que entramos al estadio, léase el proyecto “Pinturas de Guerra” y los nuevos videomarcadores, clave tanto a nivel de imagen como económico, ya que se generan unos nuevos ingresos por publicidad. En el haber lo que hay que matizar al respecto, es la falta de contundencia del club con la empresa instaladora de estos videomarcadores (RPG), que lleva casi 3 meses de retraso respecto a la fecha dada al Consejo para la ultimación de este proyecto. El Racing y su Presidente, deberían haber mostrado de manera pública y notoria su malestar con este asunto, un asunto, en el que ya son salpicados y señalados por parte de la afición como culpables, cuando los que conocemos un poco los entresijos, sabemos y nos consta que el Racing en esto, es el primer perjudicado.

Además, me consta el trabajo bestial que ha llevado este Consejo para mantener al Racing con vida, posiblemente con el tiempo se valore todo lo que han hecho en su justa medida, yo en esto sólo puedo darles las gracias.

Lo peor de todo es que donde menos grises encuentro y me envuelve más oscuridad es precisamente en lo deportivo, lo que al fin y al cabo hace que se te recuerde como un gran Presidente (exceptuemos al inefable Francisco Pernía, por favor) o un desastre.

En lo deportivo siento decir que hemos llevado el “a salto de mata” hasta las últimas consecuencias. Desde que llega este Consejo, se vende la idea de la cantera como piedra angular del proyecto, hoy, tres temporadas después seguimos deambulando por la Segunda División B, sin una identidad clara de lo que queremos ser y de lo que pretendemos.

Entiendo a un grupo de gestores que ahogados por la situación, deciden fichar 15 jugadores su primera temporada al frente buscando el ascenso rápido, de verdad lo entiendo… pero no estoy de acuerdo. Fundamentalmente no estoy de acuerdo porque es lo contrario a lo que dijeron.

Este club tenía dos opciones, una, empezar de cero con esa base de chavales de la casa con 5 ó 6 incorporaciones y estar unos años en media tabla de Segunda B, ¡Ojo! Dejando claro que iba a ser así. Evidentemente no puedo hablar por los demás y por lo que pensaran, hablo por mí y por lo que pienso, y nunca jamás se me hubiera ocurrido exigir un ascenso o entrar en un play off partiendo de esa premisa de cantera.

La otra opción era subir sí o sí, traer jugadores de primer nivel de la categoría y ascender, pese a que el club no contaba con una estructura sólida tras el saqueo masivo y despiadado al que fue sometido y del que muchos, tuvimos que arrancarlo de la tumba en la que ya prácticamente se encontraba.

Para subir sí o sí, se mantuvo en el banquillo a un hombre sin experiencia como Pedro Munitis, gran racinguista y mejor persona que no estaba capacitado para llevar a cabo la misión, y la misión acabó en fiasco.

Segundo round, Ángel Viadero al frente, y de nuevo, otra remesa de fichajes de relumbrón. De nuevo cambia la filosofía del equipo y, pese a que en muchos momentos de la temporada vimos el ascenso ahí mismo, al alcance de nuestras manos, otro fiasco.

Y aquí estamos, inmersos en nuestra tercera temporada en el lodazal del fútbol patrio, seguimos con Viadero capitaneando la nave, sólo que esta temporada la nave parece que no navega a vela, cuanto más tiempo pasas inmerso y más batacazos te llevas, menos sopla el viento en Segunda B y más hay que tirar de remo para el barco navegue. De nuevo cambia la filosofía, ahora en lugar de fichar jugadores buenos de la categoría y algún “retal” de Segunda, han vuelto jugadores veteranos con amplia experiencia, otro giro al timón, un timón que ya flaquea y no tiene claro cuál es el destino. Estamos donde estábamos pero con menos dinero y sin ninguno de los chavales de la cantera afianzados en el equipo y pudiendo ser “patrimonio económico”, es decir, deportivamente peor de lo que estábamos antes.

Subir sí o sí es utópico, irreal, porque esto es deporte, gastar más que tus rivales no garantiza el éxito, es una parte importante sin duda, pero la definitiva al fin y al cabo, viene dada por mantener el timón firme, por saber qué quieres hacer y cómo lo quieres hacer.

Muchos dirán que soy ventajista y hablo a toro pasado, tendrían razón de no ser porque esto mismo que hoy plasmo aquí, es lo que pensaba hace esos 3 años que lleva el Consejo al frente.

Había dos opciones en lo deportivo, la del “vísteme despacio que tengo prisa”, o la del “a salto de mata”, por desgracia elegimos la segunda.

 

(Imagen vía eldiariocantabria.es).

Continue Reading
Advertisement OID

Podcast

Twitter

Tendencia