Connect with us

Opinión

Se queda

Published

on

Hoy quiero hablar sobre uno de los culebrones que ha deparado el verano, el asunto Coutinho y su posible fichaje por el Fútbol Club Barcelona.

Desde la salida de Neymar al París Saint Germain, desde los medios españoles, en especial los de Catalunya, se ha bombardeado a la opinión pública respecto al “inminente” fichaje del brasileño Philippe Coutinho por la entidad blaugrana, un fichaje frustrado que deja al aire varias vergüenzas y cambios importantes en el mercado futbolístico, comenzamos.

Por un lado, bastaba con seguir el caso por la prensa inglesa para ver que algo no cuadraba, mientras que en España se hablaba de acuerdos inminentes y demás, los medios serios ingleses dejaban claro que el Liverpool se negaba a vender, lo dijeron cuando se hizo público el interés de la entidad barcelonista y lo mantuvieron hasta el 31 de agosto.

¿Por qué en España no se hicieron eco de esas informaciones? En mi humilde (y a menudo errada) opinión no por una cuestión de falta de profesionalidad de los medios españoles, de hecho se hacían eco de las informaciones que salían de las oficinas del Camp Nou, profesionalmente diríamos que impecable, mejor dicho, casi impecable, en este asunto hay dos partes, y en España sólo se hicieron eco de una de ellas.

¿Qué motivos objetivos tenían para creer que Coutinho acabaría engrosando las filas del Fútbol Club Barcelona? Sólo uno, que el jugador quería vestir la zamarra blaugrana, nada más (y nada menos diría alguno).

¿Cuál es el motivo subjetivo que llenó portadas con la “inminente” llegada del brasileño? Sencillo, y repito, es una opinión mía, por prepotencia; porque en este país estamos (por desgracia) acostumbrados que tanto el F.C. Barcelona como el Real Madrid hacen y deshacen, disponen a su libre albeldrío de todo cuanto quieren, cuando quieren y como quieren, pero la cosa cambia cuando la pugna es entre iguales.

El fútbol español es absolutamente asimétrico e insostenible, muchos así lo vemos y lo decimos, pero al sistema “comercial” le interesa potenciar un binomio Madrid – Barcelona con 18 comparsas, un sistema antagónico al inglés donde el equilibrio reina entre todos los equipos de la Premier, y donde el colista en Inglaterra puede fichar un jugador de un equipo de élite si le interesa (al fichaje de Krychowiak por el West Brom me remito). Ante esta tesitura, no hay que ser muy listo para saber que un club de la zona noble inglesa no venda si no tiene intención, pero ahí vuelve a entrar en juego la prepotencia… ¿en qué cabeza cabe que todo un Barcelona no fiche a Coutinho o a quien quiera? Pues señores, en una amueblada. Durante el verano ya tuvieron el aviso serio con el caso Neymar, y cómo otro grande, en base a lo que siempre ha utilizado el Barcelona (y el Real Madrid), el dinero, consigue hacerse con los servicios de una estrella.

Ahora me diréis con buen criterio, “pero el jugador quería salir, el Liverpool se equivoca al no venderlo”, una máxima del fútbol, una verdad inalterable… hasta hace un par de temporadas, y esto nos lleva a los cambios que se avecinan en el mercado.

Coutinho quería salir, pero… ¿Alguien cree que en breve no pedirá disculpas y volverá al equipo de Klopp con toda naturalidad? ¿Recordáis que el próximo verano se juega un Campeonato del Mundo y Coutinho tiene que jugar donde sea para poder ser seleccionado con la Canarinha?

Si miramos lo sucedido este verano de manera global, veremos que los problemas entre Coutinho y Liverpool por el desacuerdo del jugador en permanecer, lejos de ser un caso asilado, comienzan a generalizarse, véase los casos de Van Dijk y el Southampton, Diego Costa y Chelsea o Alexis Sánchez y el Arsenal por citar los casos más famosos.

El fútbol inglés se caracteriza por ser pionero, y también lo está siendo en la tendencia que se prevé en el mercado a medio plazo de forma generalizada, esto es, clubes más ricos que no necesitan vender, jugadores que cumplirán sus contratos íntegros y cambiarán de equipo a la finalización del mismo y sobre todo un número menor de transferencias, eso sí, por unas cifras insultantes.

A partir de ahora, muchos grandes clubes europeos, españoles, italianos y alemanes fundamentalmente, van a ser cola de león en el mercado, la cabeza la marcarán los ingleses. Italianos y en menor medida los alemanes comienzan a verlo e intentan reestructurar sus ligas para poder competir con el gigante inglés, España sigue mirándose el ombligo.

 

Aitor Alexandre

Para leer el original https://byboidradio.com

 

Advertisement OID
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Disfruten del Racing

Published

on

Tengo claro que en el mundo del fútbol lo que cuenta es que la pelota entre en la portería y lo demás, no deja de ser poesía para los filósofos del fútbol.

El fútbol es un deporte en el cual, si se hacen las cosas correctamente, no siempre salen bien, pero haciéndolas mal siempre saldrán peor. Este Racing, bajo mi punto de vista, a nivel deportivo tiene las ideas muy claras, ya que hay un concepto definido meridianamente gracias a un buen trabajo realizado durante la pretemporada. Una pretemporada que empezó temprano y permitió que se realizara una labor más exacta y concreta.

Cuando uno se para a valorar la plantilla que hay esta campaña, se llega a una conclusión clara de cómo el equilibrio técnico, táctico y sobre todo humano, llega a la perfección.

Me hace gracia cuando los medios de comunicación se hacen eco de una mala racha deportiva, por ejemplo la vivida la pasada temporada, hay mucha gente que apoya y pide sangre, pero cuando los medios de comunicación hablan de una buena racha, parte del entorno ya considera a los medios entregados a la causa… y esto último precisamente a un servidor le ha pasado.

En vez de estar contentos, que no eufóricos, por el gran partido que hizo nuestro equipo, los aficionados siempre ponen esa coletilla: “El rival es muy flojo”, “ya veremos en Junio”, “no hemos ganado a nadie” etc… y digo yo: ¿Por qué no disfrutamos el momento? ¿Por qué no vivimos la actualidad del aspecto deportivo?

Por lo tanto me gustaría que todos vivamos el optimismo y sintamos el positivismo sin complejos, ya que llevamos tres años donde las decepciones han estado, por desgracia, a la orden del día. Ahora bien, ¿Quién debe taponar toda esa euforia a la plantilla? Evidentemente eso es la labor del entrenador, ya que ahí se verán también las condiciones del míster asturiano en un equipo de las dimensiones del conjunto racinguista.

Está claro que la temporada es larga, y por lo tanto hay que estar siempre atento a posibles bajadas y subidas en todos los aspectos.

Recuerdo el día de la presentación de Iván Ania como nuevo técnico del Racing, allí, José Luis Molina “Chuti” dijo que iba ser el mejor fichaje de la temporada, algo que el tiempo, al menos  a día de hoy, le está dando la razón. Incluso sé de buena tinta que hay jugadores en el vestuario que creen que es un entrenador de Primera División.

En los entrenamientos se ve algo diferente, pero también es cierto que ahora los entrenos son de una duración más corta, eso sí, la intensidad es algo que se ve desde el primer momento.

Tampoco voy a decir que el míster haya descubierto la pólvora del fútbol, pero sí que es cierto que a este equipo se le empieza a conocer como el Racing de Iván Ania. Evidentemente no es solo cosa del técnico carbayón este gran inicio del equipo racinguista, ya que hay una plantilla con unos jugadores que hasta la fecha están cumpliendo perfectamente.

De todos los que han participado, ninguna ha llamado la atención de una forma negativa, esta plantilla tiene un perfil hecho a la medida del entrenador, y eso ha generado una sinergia entre cuerpo técnico y plantilla que ha dado como resultado una máquina perfectamente engrasada.

Del equipo del año pasado prácticamente se han quedado todos los que cualquier aficionado que siguió al equipo hubiera querido: Iván Crespo, Sergio Ruiz, Quique Rivero, Julen Castañeda etc… (Raúl Domíguez para mí, debería estar en este equipo) y si eso se suma a la llegada de 14 fichajes, de los cuales creo que 13 son de garantía demostrada, haces un equipo ‘top’.

¿Cuáles son las claves de la conexión entre el entrenador y plantilla? Yo destacaría que el hambre deportivo es la base ahora mismo de este equipo. Me consta perfectamente que los jugadores creen en el discurso porque ven una fe absoluta de su jefe.

Ahora mismo todo es más fácil es cierto, todo va bien, todo es maravilloso, todo es fantástico, pero tengo la certeza segura que si algún momento llegan mal dadas, este equipo, al estar diseñado para Ania va a responder al cien por cien, en eso no tengo ningún genero de duda. Esta Plantilla tiene una cosa que todos los que seguimos al Racing lo sabemos y es como he dicho antes hambre.

Otro de los protagonistas de la pretemporada y de este inicio de liga sin duda es el director deportivo José Luis Molina, hay que reconocer que el manchego es un profesional y contactos en el mundo del fútbol tiene, su personalidad es un tema que siempre genera debate. Siempre lo he dicho, dame una persona que es transparente y directa que luego cada uno tiene la libre elección de estar o no estar, pero sabe lo que hay, y el director deportivo directo es y bastante.

En el entorno racinguista, se ha creado una palabra nueva que es el ‘Chutismo’, una palabra que engloba quizás, un sentimiento de hartazgo ante los continuos fracasos de estos últimos años. Ver que los fichajes funcionan, ha dado alas al ‘chutismo’, pero cuidado, hay que tener perspectiva y valorar que lo primero siempre ha de ser el bien del Racing, por encima de cualquier persona.

Es cierto que hay cosas que aún no acabo de entender como por ejemplo, ese secretismo en el tema de las lesiones, esos famosos partes que nos dan a todos los medios de comunicación que realmente no dicen nada y no quitan ninguna duda al respeto. Las zonas prohibidas que se han creado en las instalaciones; bien es cierto que no impiden que los aficionados vean el entrenamiento y que los medios de comunicación podamos trabajar, pero si es cierto que esos detalles, quizás a veces, crean una distancia innecesaria con la afición y los medios.

Dicho todo esto, tengo claro que la profesionalización de este equipo ha dado un salto muy importante esta temporada en muchas parcelas en todas aquellas que eran necesarias. (Por ejemplo comunicación no ha hecho falta, ya que siempre ha funcionado de lujo)

Para rematar, saquemos conclusiones, ahora todo es muy fácil, esperemos que durante toda la temporada estemos con esta energía positiva.

Continue Reading

Opinión

El origen del desastre del Barça en la Champions

Published

on

24 Horas han pasado ya desde que se consumara la debacle azulgrana en el Olímpico de Roma y cómo simpatizante culé me veo obligado a dar mi opinión sobre ésta inesperada eliminación, aunque si soy sincero con vosotros y conmigo mismo creo que muchos nos la esperábamos y si, digo bien, yo me la esperaba porque ya el Chelsea fue muy superior táctica y físicamente en la eliminatoria de Octavos y sólo la falta de puntería hizo que nos clasificásemos para cuartos de final, dónde nos tocó el equipo más fácil en teoría, una Roma entrenada por Eusebio Di Francesco y dirigida magistralmente en los despachos por el ex sevillista Monchi.

El equipo Romano ya sorprendió en el Camp Nou dónde hizo un gran partido y al igual que el Chelsea le fallo la puntería y dónde a pesar del marcador a favor (4-1) volvimos a demostrar que no estábamos nada finos. El problema creo que es muy claro, la mayoría de los jugadores están fundidos física y mentalmente debido al exceso de partido jugados por la gran mayoría. Muchos de ellos por ejemplo no deberían de haber jugado la Copa del Rey pero claro, decir eso a la mayoría del “exigente entorno” del equipo es hablarle de un temas casi prohibido y así llevamos los últimos años.

Este es el origen de todos los males del equipo, que la gran mayoría de la afición está obsesionada con el famoso “triplete” y no se dan cuenta que eso sólo se gana de “pascuas a ramos” y además carga a los jugadores con una presión brutal que no les hace descansar para estar a tope en los meses dónde nos jugamos todo, es decir Abril y Mayo.

Luego podemos hablar de la gestión de los fichajes por parte de la dirección deportiva o de la gestión de la plantilla por parte del entrenador Ernesto Valverde. Cada uno tiene su opinión y yo ya las he leído de todos los gustos, a favor y en contra. Pero lo único que sé es que casi siempre juegan los mismos, que jugadores cómo Gerard Piqué, Sergio Busquet, Iván Rakitic, Luis Suárez y Leo Messi (la columna vertebral) lo juegan absolutamente todo, bien porque así lo quieren ellos o bien porque el míster no se fía un pelo de los recambios, pero lo dicho, llegan estas fechas y están cómo se dice vulgarmente “pichaos”.

También es verdad una cosa, este equipo viene de un verano convulso dónde la salida de Neymar trastocó muchos planes y además me da que hizo mucho daño a sus compañeros porque el brasileño era algo más que un compañero en el vestuario, pero es que encima, debemos de sumar un tema que debe de estar afectando bastante a todo el club y entorno en general y es como no, la complicada situación política que se está viviendo en Cataluña que queramos o no, afecta. Por ejemplo, la imagen del Camp Nou en el encuentro de ida fue vergonzosa y fue consentida por el club, no lo olvidemos. Compararlo con el ambientazo que había en Roma es cómo comparar el día y la noche.

Luego podemos discutir si Nelson Semedo es buen lateral o no, podemos discutir si Valverde podría haber dado más minutos a jugadores cómo Dennis Suárez, o podemos hablar del por que ha contado tanto con un jugador tan discutido cómo es el portugués André Gomes o por qué no ha dado más minutos a Paco Alcácer o por qué narices no sabemos nada del colombiano Yerri Mina o por que se han gastado tanta pasta en un jovencito inexperto cómo es Dembelé   o por que narices ficharon a Coutinho en el mercado de Invierno sabiendo que no podría jugar Champions, lo dicho, a día de hoy los culés nos hacemos muchas preguntas.

También los culés olvidamos un detalle muy importante y es que nuestras estrellas van cumpliendo años y el paso del tiempo es inexorable y ver a Andrés Iniesta como “quiere pero no puede” como le pasó ayer en el Olímpico de Roma, pues sinceramente duele y mucho.

Luego hay datos que duelen en el alma, cómo por ejemplo ver que nuestros partidos cómo foráneos somos un auténtico desastre. En las últimas 6 salidas en eliminatorias desde que ganamos la Champions en el 2015 en Berlín sólo hemos metido 3 goles:

TEMPORADA 2015/16:    ARSENAL 0-2 FCB

ATLÉTICO 2-0 FCB

TEMPORADA 2016/17     PSG  4-0 FCB

JUVENTUS 3-0 FCB

TEMPORADA 2017/18     CHELSEA 1-1 FCB

ROMA 3-0 FCB

 

Y ojo dato importante, éstos partido los hemos jugado con Luis Enrique y con Valverde de Entrenadores, con Neymar y sin Neymar, pero hay un denominador común en cada una de éstas eliminatorias que es el cansancio de la gran mayoría de los onces titulares que jugaron estos partidos, que si lo miramos detenidamente, era el mismo siempre al 90% en todos los casos y todo debido a lo de siempre, el exceso de partidos y la poca o nula rotación de nuestras grandes estrellas debido al exigente entorno. ¿Y sabéis que es lo peor?

¡¡¡ QUE NO APRENDEMOS!!!

Continue Reading

Champions League

Ser o no ser…

Published

on

Dudo mucho que esta Champions League la gane algún equipo inglés. Sí, lo digo yo, el enamorado de la Premier League (la mejor liga del mundo me digan lo que me digan), voy a explicar el por qué de mi afirmación.

Los equipos ingleses están de moda, nunca en la historia de la Champions League un país había clasificado a 5 representantes a la fase de octavos de final de la máxima competición continental.

El espectacular fútbol del City de Guardiola, el rodillo del United de Mourinho, el juego alegre del Tottenham de Pochettino, la dinamita del Liverpool de Klopp, la sobriedad del Chelsea de Conte… todo hace presagiar el anunciado cambio de tendencia a favor del fútbol inglés.

En la primera tanda de los encuentros de octavos de final, Manchester City y Liverpool no defraudaron, apabullaron a sus rivales sin compasión y ya están en cuartos. El Tottenham por su parte caía ante la Juventus, el subcampeón eliminaba a los ‘spurs’ en una eliminatoria en la que los italianos únicamente dispararon las dos veces que hicieron gol en Wembley. El Tottenham fue netamente superior, pero esto no es un partido de liga, esto es la Champions, y equipos con el oficio del que siempre hacen gala los italianos, te mandan para casa.

Queda por ver lo que pueda hacer el Chelsea ante el Barcelona, pero conociendo la marejada que arrecia en Stamford Bridge, dar la campanada en el Nou Camp se antoja más utópico que plausible.

Al Manchester United sí que lo veo clasificarse ante el Sevilla, pero ojo, más por oficio de su entrenador que por juego.

Y es que esto último que acabo de decir es clave para determinar el campeón de la Champions League, el oficio, las tablas, el peso del escudo o como queráis llamarlo. Una característica que aún está muy verde en los equipos ingleses debido a varios factores; para muestra, la eliminatoria entre Tottenham y Juventus comentada anteriormente.

Porque… ¿Cómo es posible que equipos con sendos presupuestos y plantillas de ensueño se peguen año sí año también esos batacazos? Hay varios factores, pero el principal es uno del que emana el resto: el acervo cultural.

El etnocentrismo inglés impregna todos los ámbitos de la vida británica, el ejemplo más cercano lo tenemos con el “brexit”, ha habido noticiarios que ante temporales en el mar cantábrico, decían que el “continente había quedado aislado por el temporal”, es decir, ellos no eran los que estaban aislados, ¡ellos son ingleses por favor! Es un ejemplo un poco absurdo pero que da muestra de la visión que tienen en las islas. Claro, el deporte no iba a ser menos.

La Premier League es la competición más importante del mundo para el aficionado inglés (aunque la F.A. Cup no le va a la zaga, los hay que incluso prefieren la competición copera a la liga), esto es así y no hay más, lo demás es secundario; lo más curioso es que aunque los futbolistas no sean ingleses, acaban imbuidos de esa sensación.

A nivel económico el dinero que se mueve en la Premier League no le tiene demasiado que envidiar al que se maneja en la Champions League, por lo que no preocupa en exceso, hasta ahora, no sumar tanto dinero en la competición europea.

Por supuesto hablo de la Champions, a la Europa League ni la cuento porque directamente en Inglaterra casi ni cuenta.

Este cúmulo hace que los medios no le den tanta importancia a la Champions como los medios italianos o no digamos los españoles. No es ninguna falacia decir que en España se valora más ganar la Champions que la propia liga, cosa que personalmente no entiendo pero que respeto porque es parte de otro acervo cultural, en España sigue presente esa épica del Madrid que gana seis títulos consecutivos, el de sentirse el mejor equipo del mundo… otra visión de este deporte tan respetable como la de los ingleses.

Se debe unir también la sanción tras la tragedia de Heyssel que mantuvo a los equipos ingleses fuera de las competiciones europeas precisamente cuando eran claros dominadores, fueron años de travesía en el desierto que encerraron más aún al aficionado inglés en sus competiciones patrias.

Esto es lo que sucede a día de hoy, ahora bien, el fútbol ha cambiado; cada vez más magnates son dueños de equipos de fútbol en Inglaterra. Los equipos son cada vez más multinacionales con clientes (aficionados) en todo el mundo, no solo en Inglaterra y eso hay que mantenerlo y potenciarlo. Para ello, los equipos ingleses deben empezar a ganar títulos en Europa.

¿Lograrán romper el techo de cristal que impone ese acervo cultural que ha provocado el desdén de medios, aficionados e incluso futbolistas por la Champions?

Rotundamente sí, de eso no me cabe duda, económicamente son los clubes más poderosos, tienen entrenando en su país a los mejores entrenadores del planeta (un acierto invertir dinero en entrenadores, ellos son los que suben el nivel táctico) y cada vez más futbolistas miran hacia las islas con ansia de jugar allí debido a los sueldos y al nivel competitivo de su liga.

Lo que no harán será romper ese techo ahora, o no lo creo al menos. Si estuviéramos inmersos en una liga europea de regularidad, sin duda diría que la ganaría un equipo inglés (si es que la jugasen, económicamente les sale más rentable seguir dentro de la Premier League), pero esto no es una competición de regularidad, esto es la Champions, y nosotros, continentales con ese acervo cultural que nos hace conocer cómo funciona esta competición, sabemos que para ganar un título de UCL tienes que fracasar unas cuantas veces, que en una eliminatoria si te desconectas 3 minutos del partido, estás muerto. Todas esas cosas que los ingleses están aprendiendo desde hace unos años.

Eso sí, este año ya han metido a 5 en octavos, están aprendiendo y de aquí a no demasiado tiempo el techo de cristal va a ceder, entonces los medios británicos volverán a creer en la Champions, los aficionados ingleses creerán que ganando esa competición su equipo será el mejor del mundo y si le unimos el poder económico que les da el vivir en la mejor liga del mundo… entonces preparaos amigos, porque tendremos dominio inglés para rato.

Continue Reading
Advertisement

Podcast

Advertisement

Twitter

Instagram

Tendencia

Copyright © 2018 Aquí Hay Pelotas

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar