CONECTATE CON NOSOTROS

Más

5 ejercicios para quemar grasa rápidamente

Publicado

on

Es común encontrar a personas que, pese a durar meses y meses ejercitándose, no logran los resultados esperados que pasan, en la mayoría de los casos, por la pérdida de peso extra. Diversos factores pueden influir en que esta meta se cumpla que van, desde las condiciones metabólicas del individuo, hasta una rutina pobre y mal diseñada. En este sentido, esta última suele ser la causa común y directa por lo que muchos terminan tirando la toalla en solo un par de semanas.

Por esta razón, diseñar un plan lo suficientemente exigente es vital si lo que se desea es perder peso en un lapso reducido. Por ello, muchos amates del deporte siempre están en busca de los 5 mejores ejercicios para quemar grasa en poco tiempo que, debido a las gran efectividad y respaldo que han reportado miles de usuarios, los han catalogado como los más practicados en rutinas de gimnasio a nivel mundial. Conocerlo y practicarlos es, por tanto, la mejor manera de obtener recuperar el físico que se ha ansiado durante años.

Ejercicios cardiovasculares para eliminar la grasa

Los ejercicios cardiovasculares son los más recomendados a la hora de perder peso. Por esta razón, y como es natural, estos son los que ocupan un mayor volumen es esta rutina ya que esa es, precisamente, la meta buscada. Se deben realizar a diario y, si es posible, en conjunto para potenciar los beneficios obtenidos, estos son:

1. Sentadillas: ejercicio fundamental para logara quemas las colarías suficientes para permitir la reducción de la grasa corporal. Además de trabajar la mayor parte de las piernas, también son ideales para tonificar los muslos además de la zona media del tronco. La forma más explosiva de realizarlas es, en vez de la tradicional y pasiva forma de hacerlas, saltar cuando se llegue arriba y tratar de bajar lo más posible cuando nos encontremos en el descenso de la misma.

2. Correr a cuesta arriba: para lograr quemar las grasas también en necesario hacer los ejercicios más implosivos posibles. Correr a cuesta arriba durante, al menos, 100 metros servirá para activar proceso en el cuerpo que fomenten la pérdida de peso. Este ejercicio debe realizarse, para obtener resultados tangibles, por al menos 30 minutos continuos.

3. Los afamados burpees: aunque muchos lo odien, los burpees son el ejercicio aeróbico ideal para perder peso en un corto periodo de tiempo. Para potenciar esto, se deben realizar de la forma más implosiva posible; realizando el ejercicio durante 20 segundos continuos, descansar unos 10 y volver empezar hasta completar 8 intervalos seguidos es el boleto sin retorno para el cuerpo soñado.

4. Hit energético: sin importar el ejercicio que se realice, mientras se haga con la mayor intensidad y entrega posible no habrá ningún inconveniente para la obtención de los resultados. Se debe elegir un ejercicio cardiovascular (zancadas, saltos, patadas) y realizarlos por un lapso de 30 segundos, descansar 8 y volver a empezar hasta llegar al top que nuestro organismo puede soportar.

Las pesas: un elemento crucial para bajar de peso

Además de los ya citados, se debe mantener una rutina de pesas para ayudar a complementar a los ejercicios aeróbicos que, a pesar de ser muy efectivos, necesitan de la compañía de estas para potenciar sus resultados. Se debe elegir una rutina que trabaje la mayor cantidad de grupos musculares (en especial los grupos grandes) para que funcionen como el quinto ejercicio a practicar.

En ese sentido, las Kettlebell o pesas rusas son ideales para integrarlas al entrenamiento por su capacidad de adaptabilidad a diferentes tipos de grupos musculares. Con estas, y con el acoplamiento de los demás citados, en un corto periodo se logará la meta de presumir el físico por el que tanto se ha trabajado.

(Articulo: viviendomas.com)

Publicidad olaiz
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más

¿Cómo debemos afrontar la salida del confinamiento?

Publicado

on

Info: Universidad CEU San Pablo | Con motivo de la desescalada y, en consecuencia, la reducción de restricciones durante el confinamiento, el profesor de Psicología de la Universidad CEU San Pablo y psicólogo clínico de HM Hospitales, Amable Cima, asegura que debemos plantearnos opciones positivas y eficaces, desde el punto de vista psicológico, que permitan a los individuos, y a la sociedad en su conjunto, afrontar el futuro con herramientas emocionales que minimicen los daños psicológicos posteriores a la cuarentena.

1. Comer bien y sano.

Observar la alimentación como un factor de protección de la salud física y mental. Si hemos empezado a comer más sano y con el criterio de que la comida no se debe medir en función de la cantidad sino de su calidad, así como con la idea de que los alimentos no sólo tienen una función nutricional sino también social, esto nos ayudará a mejorar nuestra salud y a luchar contra la plaga de la obesidad.

2. Mantenerse físicamente activo.

Este periodo de aislamiento ha servido para descubrir la importancia del ejercicio físico en el mantenimiento de la estabilidad física y mental, y cómo la realización de un ejercicio moderado hace que nuestro cerebro segregue en mayor cantidad neurotransmisores relacionados con el bienestar y el buen humor. Mantener, o instaurar por vez primera, actividades relacionadas con la realización de ejercicio físico va a permitir a la persona desarrollar una significativa mejoría en su salud física y mental. Y para quien no tenga tiempo de ir al gimnasio, 45 minutos diarios de paseo activo, sólo o acompañado, actúan como una de las mejores terapias para lograr el bienestar.

3. Tomarse un descanso.

Todos nos hemos estado quejando de que no tenemos tiempo para nosotros. La enseñanza de este periodo de enclaustramiento debe habernos permitido ver lo falso de esta queja; pues cuando ahora hemos tenido tiempo para nosotros y para nuestra familia, el problema era el aburrimiento o las discusiones. Esto debe hacernos reflexionar acerca de nuestro modo de asumir las exigencias de la vida diaria, e incorporar a nuestras actividades un tiempo para nosotros mismos: cuidarnos, leer, practicar la relajación o meditar sobre nosotros mismos. Si no dedicamos un tiempo a descargar la presión a la que nos vemos sometidos cada día, nuestro cuerpo, como cualquier máquina compleja, terminará por estropearse, en forma de enfermedad física o mental.

4. Pedir ayuda: hablar de los propios sentimientos.

Una de las acciones más positivas desde el punto de vista de la salud mental es poder hablar de nuestros sentimientos, de cómo nos sentimos cuando las cosas no van bien. Bien sea por falta de costumbre, o bien porque tememos que si hablamos de cómo nos sentimos los demás puedan aprovecharse de nosotros, no es este un hábito que tengamos incorporado en nuestro repertorio de conducta. Cuando el estado emocional de la persona supere sus capacidades personales de afrontamiento, será necesario acudir a un profesional de la salud mental.

5. Aceptarse a uno mismo, con sus virtudes y defectos.

Este freno a la actividad profesional o académica se ha convertido en un momento de reflexión más o menos obligada sobre nuestros objetivos personales, familiares o profesionales. Es un buen momento para que de esa reflexión saquemos las mejores conclusiones, con un proceso mental de aceptación de nuestras virtudes y defectos, así como del planteamiento de aquellos cambios en nuestras ideas o conductas que mejoren no sólo la imagen que tenemos de nosotros mismos, sino de nuestra relación social, familiar o profesional. Debemos aprovechar este momento clave para pararnos a repensar las cosas, ver nuestros puntos débiles y fortalezas, e iniciar cambios que nos permitan mejorar como persona, como miembro de la familia, como amigo o como compañero de trabajo. 

6. Beber alcohol con sensatez.

El aumento del consumo de alcohol como un medio para pasar el tiempo de aislamiento puede llegar a ser comprensible, pero después se debe volver a un consumo sensato del alcohol, tanto por la prevención de enfermedades como de la gestión psicológica de uno mismo. En una sociedad como la española en la que el consumo de alcohol está socialmente aceptado, debemos trabajar para que ese consumo no se convierta en una fuente de patologías físicas y mentales.

7. Mantener la comunicación con familiares y amigos.

Durante la cuarentena, las videollamadas de grupo aumentaron un 1000%, todo el mundo se apresuró a llamar a ese familiar o amigo con el que hacía tiempo que no hablaba. Si, por desgracia, se tenía un familiar enfermo por el coronavirus y este era hospitalizado, la sensación de indefensión y culpabilidad por no poder estar con él durante la hospitalización, o, si finalmente fallecía, la desesperación por no haber acompañado a ese familiar en sus últimos momentos, han sido muestras de lo olvidada que teníamos la importancia del contacto habitual con familia y amigos. Hemos recuperado una comunicación fluida con muchos familiares y amigos, mantengámosla como un medio para sentirnos apoyados y poder apoyar a los demás.

8. Cuidar de los demás.

Otra de las consecuencias de la cuarentena ha sido la aparición de comportamientos de ayuda desinteresada solidaria hacia vecinos, personas mayores o personas con discapacidad, para quienes era más difícil afrontar la obligación de permanecer en sus domicilios. “Curar y cuidar” ha sido el lema de los profesionales sanitarios para enfrentarse a la pandemia, y nosotros debemos mantener el lema “cuidarnos juntos” más allá en el tiempo. La satisfacción personal de sentirse útil ayudando y cuidando a las personas más vulnerables debe continuar, pues si el voluntariado social ya era algo que ayudaba a muchas personas a dar un sentido transcendente a su vida, ahora ese “cuidarnos juntos” es una oportunidad de mejorarnos a todos nosotros.

9. Hacer aquello que está bien y te hace sentir bien.

La mejor manera de enfrentarse al miedo y la preocupación es dedicarse a hacer cosas gratificantes, aquellas que nos hacen disfrutar y sentirnos bien. Da igual que sean hobbies, ayudas a los demás o nuevas actividades que alguien nos descubre. Todo aquello que sea algo positivo, algo que nos haga crecer, es el momento de dedicarse a ello, pues no hará sentir muy bien. Y también necesitamos desconectar de la realidad más dura, dedicándonos a otra realidad, aquella más gratificante para nosotros y para los que nos rodean. 

10. Participar activamente en las acciones sociales de la comunidad.

El apoyo psicosocial se va a convertir en una de las más importantes opciones para la ayuda mutua tras una pandemia como la que sufrimos. Debemos ir a un sistema más colaborativo y menos individual, más fundamentado en la participación social dentro de la comunidad. Debemos participar en la reconstrucción social que acompañará a la reconstrucción económica del país. En esta situación, sentirse que formamos parte de la comunidad nos permitirá hablar y escuchar, participar y aportar, sentir y cuidar, todas ellas acciones que redundarán en nuestro bienestar psicológico y en el del grupo.

11. Ser creativo: descubrir nuevas aficiones y retos personales.

Todo cambio debe ser afianzado creando nuevos hábitos más positivos. En situaciones de crisis, nuestra obligación es replantearnos si nuestra vida, si nuestros objetivos, son coherentes con lo que hemos conseguido. Y sólo desde una visión integral y creativa podremos aprovechar esta oportunidad que nos ofrece la realidad: debemos ir más allá y plantearnos nuevas aficiones, nuevos retos, nuevas opciones, que nos permitan crecer como persona, como miembro de una familia, como profesional.

12. No rendirse nunca ante la adversidad.

Cuando las cosas vienen mal dadas es cuando más debemos luchar. Si estamos agotados es muy difícil sentir que podemos seguir luchando. Por esa razón, si hemos seguido las once ideas anteriores estaremos en condiciones de enfrentar la adversidad con fuerza mental y física. Es ahora cuando debemos hacer realidad el lema “En este barco vamos todos juntos y nadie va a tener que saltar por la borda”.

Sigue leyendo

Medios de comunicación

Doce periódicos digitales piden ayuda al Gobierno de Cantabria para superar la crisis económica del Covid

Publicado

on

La solicitud de APDCAN no ha recibido respuesta del Ejecutivo, pese a que fue cursada hace un mes y medio

Los doce medios digitales que integran APDCAN, la Asociación de  Periódicos Digitales de Cantabria, han solicitado una ayuda al Gobierno de Cantabria que pueda paliar la grave crisis por la que atraviesa el sector de la información como consecuencia del impacto del Covid-19 en la economía de las empresas. El pasado 30 de marzo la directiva de APDCAN envió dos cartas al Consejo de Gobierno, una a la Presidencia del Ejecutivo y otra a la Vicepresidencia, sin que hasta el momento se haya recibido respuesta al respecto mes y medio después. Una copia de esa misiva figura, asimismo, en el correo de la Consejería de Economía.

En el escrito dirigido a esas tres áreas de la coalición PRC-PSOE, los doce periódicos digitales, que cubren una parte muy importante de la información digital de la comunidad autónoma, solicitaron «al Consejo de Gobierno de Cantabria que estudie y apruebe un plan de ayudas concretas para la defensa de medios de comunicación digitales de nuestra Comunidad Autónoma, con el fin de apoyarlos en el objetivo de que pueda mitigar el parón de la economía que amenaza con desembocar en el cierre de empresas editoras, con lo que ello puede significar».

La labor de la prensa digital ha sido vital y relevante en Cantabria durante la pandemia, ya que ha informado en tiempo real del escenario de la enfermedad, con todas las cifras al momento y con las recomendaciones de los expertos, del Gobierno regional y del Ejecutivo central. Todas las consignas a favor de la población para superar el coronavirus han tenido eco en los digitales, que han redoblado esfuerzos para seguir al pie del cañón y cumplir la labor informativa que les encomienda la Constitución, incluso en los momentos más duros, como es éste, en el que la publicidad –la privada y la pública- han decaído por motivos obvios. Sin embargo, la docena de medios que soportan APDCAN han decidido agarrarse a la vida, seguir al frente de la noticia e informar, incluso con las cuentas prácticamente a cero. De ahí la petición de ayuda, que sí han obtenido del Gobierno de Cantabria PRC-PSOE otros sectores, y que en el caso de la prensa digital adscrita a APDCAN está sin contestar.

La docena de periódicos en red que impulsan APDCAN son éstos:  Cantabria 24 horas, Cantabria Liberal, El Diario Cantabria,  El Faro de Cantabria, El Portaluco, Cantabria Directa, Hoy Cantabria, Hoy Torrelavega, El Diario Torrelavega, Eco Regional, Mucho Castro y Aquí hay Pelotas

La misiva enviada al Gobierno regional  afirma: «Desde APDCAN alertamos al Gobierno de Cantabria de que nuestro periodismo de inmediatez representa, como la prensa escrita, uno de los pilares de la democracia,  que no puede permitirse una repetición de la crisis del decenio de la recesión, donde el sector de los medios de comunicación fue uno de los más golpeados».

«Llamamos a la reflexión del Consejo de Gobierno –asegura APDCAN-, ya que  una desaparición de medios afectaría también a la necesaria pluralidad informativa que exige la democracia para que los ciudadanos formen su propia opinión y tomen sus decisiones en libertad, a través de una información veraz y contrastada».

«Esperamos que el Gobierno de Cantabria tenga presente el impagable servicio público que en esta durísima crisis prestamos todos a la sociedad, apostando en todo momento por la información verificada y contrastada con fuentes fiables, base del periodismo de calidad, que es sin duda la mejor barrera contra las noticias falsas o los rumores que tanto daño generan a personas y a la propia democracia, más aún en estas circunstancias. Y, además, por la inmediatez de los medios digitales  en la noticia, éstos contribuyen, de manera decisiva, a la circulación de informaciones institucionales para combatir mejor la pandemia», dice textualmente la Asociación de Periódicos Digitales de Cantabria en la carta.

Los medios digitales adscritos a APDCAN realizan un esfuerzo formidable para garantizar, desde los principios expuestos, el derecho de información de los ciudadanos.  A su vez, el crecimiento de las audiencias en estos días confirma que los receptores cántabros aprecian el alto servicio público que se les ofrece.

«En consecuencia: para mantener este imprescindible bien público esencial consideramos necesario un plan de ayudas específico para APDCAN, condicionado siempre a asegurar el mantenimiento de los puestos de trabajo, como parte fundamental de la salud democrática», concluye el colectivo de medios digitales.

Sigue leyendo

Más

Twitter desbloquea la cuenta de Aquí Hay Pelotas

Publicado

on

La red social tuvo un confusión y nuestra cuenta fue detectada como spam por error.

Después de mes y medio, la cuenta de Twitter de Aquí Hay Pelotas vuelve a estar activa en la red social del ‘pajarito’. El motivo de la suspensión es que los motores de búsqueda de Twitter detectaron nuestra cuenta como si fuera spam, reconociendo en el mensaje que nos han enviado que fue un error.

Desde este jueves, 14 de mayo, volvemos a la actividad en esta red social, al igual que lo llevamos haciendo durante muchos años en Facebook.

Sigue leyendo

Twitter

Publicidad
Publicidad

Podcast

Publicidad

Tendencia

Copyright © 2019 Aquí Hay Pelotas