CONECTATE CON NOSOTROS

Copa Rey

El Sevilla no perdona en el Eusebio Arce

Publicado

on

El conjunto andaluz no quiso sorpresas en esta segunda ronda copera y venció por 0-5 al Escobedo.

La historia llegaba al valle de Camargo en una mañana soleada. David frente a Goliat, un modesto ante un todo poderoso, un Tercera contra un Primera. En definitiva, la magia del nuevo formato de la Copa del Rey llegó al Eusebio Arce. La ilusión del conjunto blanquinegro era toda una evidencia clara. En esta segunda ronda copera venían de ganar al Málaga en un gran partido por 2-0 y justamente. Por otro lado, los del Nervión viajaban a tierras cántabras con la obligación de ganar.

Ante de comenzar el partido, en el campo se respiraba un ambiente completamente de fantasía, y de poder conseguir la segunda “machada” de la temporada en este campeonato. No obstante, dicen que soñar es gratis y la Unión Montañesa ambicionaba poder hacer la mayor gesta de su de trayectoria futbolística.

Primera parte:

Un comienzo de encuentro en el que los sevillistas no querían sorpresas e intentaban dar dinamismo y velocidad para poder así intentar intimidar a los locales desde el inicio. Navas era protagonista por la banda derecha pero Montiel estaba muy serio en defensa. Todo el juego de los de Nervión caía por la derecha. El partido tenía bastante intensidad por ambas escuadras y eso hacia que los dos conjuntos disputasen todas las jugada.

La Unión Montañesa metidita atrás con un 1-4-1-4-1 intentaba recuperar en su campo el esférico e impedir el dominio del Sevilla F.C. que no estaba dando opción ninguna a los cántabros a poder salir a la contra. Tanto era el dominio visitante, que en el minuto 16 llegaba una Jugada de Nolito, y tras varios rechaces en el área cántabra el más pillo del lugar De Jong fusilaba a Rafa que nada pudo hacer. No obstante, los de Camargo ilusión no les faltaban, y Héctor Tirado intentaba sorprender a la zaga andaluza.

Tras el gol visitante, los locales comenzaban a estirarse un poco, siempre con la velocidad de Dalission por la izquierda. Después de unos minutos con el Sevilla dominando el encuentro, los de Pablo Casar con mucha ilusión y sobre todo con trabajo defensivo corrían detrás de la pelota y dificultaban las transiciones a los hombres de Lopetegui. Sin embargo, en una buena jugada de estrategia desde el saque de esquina Nolito la pegaba muy bien y la estrellaba al travesaño.

En el minuto 33 llegaba un contratiempo bastante grande para la Unión Montañesa ya que por problemas musculares se retiraba Dalissón y entraba en su lugar Vita. Poco después, el Sevilla en un rechace en el área pequeña iba a aprovechar Nolito con la caña preparada para materializar el segundo gol para los intereses Sevillistas. Y con este resultado llegaría el descanso.

Segunda parte

En el inicio del segundo acto seguía la misma tónica que en la primera, Un Sevilla muy profesional y sin confianzas quería seguir mandado en el tapete del Eusebio Arce. Por otro lado, los camargueses no se descomponían en ningún momento y su imagen era más que buena. A medida que avanzaba la segunda parte los del Nervión tomaban más claramente el control del choque. Tanto era en esos momentos la superioridad de los visitantes que Campos en una buena combinación iba conseguir anotar el tercer gol para los de Lopetegui.

El Escobedo comenzaba a despertar del bonito sueño copero, pero la entrega era la misma, y cada disputa de los blanquinegros era un verdadero ejemplo de lo que es el fútbol humilde. Del Mismo modo, los sevillistas estaban siendo muy respetuosos con el rival y eso para el espectador es de muy agradecer. En el minuto 65 Pepín lo iba intentar desde la frontal, en el que su lanzamiento iba salir desviado por el palo derecho del cancerbero.

De nuevo Pepín en el minuto 71 de nuevo lo iba intentar desde fuera del área en un disparo que lo iba repeler el larguero.. La replica del equipo grande iba ser en forma de Gol. Franco Vázquez no iba perdonar el cuarto gol del conjunto del Nervión. Los instantes finales del encuentro iban a ser un monologo del Sevilla. Pero el Escobedo no sacaba en ningún instante la bandera blanca de rendición y ultimaban las pocas fuerzas que les quedaban.

Ya en el descuento el Sevilla iba a finalizar el partido con el quinto gol por mediación de Olvier Torre. En definitiva día de gloria para el UM. Escobedo que dio todo lo que tenía que dar. Por lo tanto, nada se puede reprochar a los futbolistas cántabros que estuvieron todos de diez.

Decir, y hacer una pequeña reseña a la afición del la U.M Escobedo que en todo momento estuvo de diez animando a su equipo y con un respeto absoluto al conjunto andaluz.

UM. Escobedo: Rafa; Bubu, Mario, José Carlos, Montiel; Quinta; Dani, Pepín, Carlos, Dalisson; Héctor Tirado, (Vita M.33), ( Somavilla M.), ()

Sevilla F.C: Vaclik; Navas, Sergi Gómez, Gudel, Reguilón; Oliver, Jordán,Vazquez; Campos, Nolito, De Jong (Gil M.60),( Roni López M. 68),(Chicharito M. 78)

Árbitro: Soto Grande del colegio de La Rioja. Amonestó a los locales Dani Y a los vistantes Gudel y Reguilon,

Goles: 0-5

Incidencias: partido correspondiente a la segunda ronda de la Copa del Rey en el Eusebio Arce ante un lleno histórico en el Eusebio Arce.

Twitter

Publicidad

Podcast

Publicidad

Tendencia

Copyright © 2019 Aquí Hay Pelotas