CONECTATE CON NOSOTROS

Opinión

A salto de mata

Publicado

on

Siempre me intento guiar por un principio de justicia y equidad, en la vida creo que hay que ser equilibrado y poner en la balance los pros y los contras antes de emitir valoraciones. Por sistema desconfío de los que ven las cosas absolutamente maravillosas así como de los que las ven horrorosamente, odio el blanco y el negro, la vida se compone de diversas tonalidades de grises.

En lo que respecta al Racing no iba a regirme de otra forma, así, la situación que atraviesa la entidad cántabra, está salpicada de matices y de grises, ni todo es positivo ni todo es negativo.

Desde la llegada del nuevo Consejo de Administración, se han realizado avances y progresos impensables hace apenas 3 años. El Consejo de Manolo Higuera se hace cargo de un equipo centenario en una alarmante situación de riesgo vital, un riesgo que a día de hoy está minimizado. Ese es el principal aval en la gestión del Consejo.

La deuda con la Agencia Tributaria está encaminada a desaparecer, los pagos del Convenio de Acreedores no corren peligro, y dentro de la precariedad, el enfermo respira por sí mismo. En el haber al respecto consta el empecinamiento por sacar adelante un Convenio con el Gobierno que a algunos no nos convencía y que terminó en un fiasco dada la incapacidad legal de sacarlo adelante. La opción de supervivencia pasaba y pasa por el compromiso de los máximos accionistas, al final, el tiempo nos dio la razón a los que así pensábamos.

El Racing ha hecho un esfuerzo por profesionalizarse con las incorporaciones de un Director General y un Director Deportivo, figuras clave en el crecimiento de todo club que aspire a cotas más altas, no a ascender y seguir viviendo a salto de mata, sino a crecer de verdad, mirando el largo plazo.

Se que para muchos esto que digo crea controversia, muchos creen que el dinero debe estar invertido casi en exclusividad en futbolistas, nada más lejos de la realidad si lo que se pretende realizar es un proyecto de futuro y no seguir funcionando como este club ha funcionado desde mediados del siglo pasado, obsoleto.

Muchos dirán “¿No había otro Director Deportivo más joven y con más conocimientos?” Yo respondo, sí, lo hay seguro, y les pregunto a ellos ¿Del caché de Pachín y por el sueldo que (se supone) tiene? Esa es la clave, el equilibrio.

Otros muchos dirán “¿Para qué un Director Deportivo en Segunda B? ¡Que lo haga Viadero!” A lo que yo respondo, el Racing aspira a ser un club profesional, un club de LFP, y sin profesionales eso no se consigue, y si se consigue, seguiremos como toda la vida, sin estructura y funcionando a salto de mata.

En el debe del Consejo también hay que contar el lavado de cara a nivel de comunicación -no sólo para mí, sino para los entendidos, de lo mejor de España- y los diversos proyectos de adecentar los Campos de Sport de El Sardinero, de manera de que se construya y se respire racinguismo desde que entramos al estadio, léase el proyecto “Pinturas de Guerra” y los nuevos videomarcadores, clave tanto a nivel de imagen como económico, ya que se generan unos nuevos ingresos por publicidad. En el haber lo que hay que matizar al respecto, es la falta de contundencia del club con la empresa instaladora de estos videomarcadores (RPG), que lleva casi 3 meses de retraso respecto a la fecha dada al Consejo para la ultimación de este proyecto. El Racing y su Presidente, deberían haber mostrado de manera pública y notoria su malestar con este asunto, un asunto, en el que ya son salpicados y señalados por parte de la afición como culpables, cuando los que conocemos un poco los entresijos, sabemos y nos consta que el Racing en esto, es el primer perjudicado.

Además, me consta el trabajo bestial que ha llevado este Consejo para mantener al Racing con vida, posiblemente con el tiempo se valore todo lo que han hecho en su justa medida, yo en esto sólo puedo darles las gracias.

Lo peor de todo es que donde menos grises encuentro y me envuelve más oscuridad es precisamente en lo deportivo, lo que al fin y al cabo hace que se te recuerde como un gran Presidente (exceptuemos al inefable Francisco Pernía, por favor) o un desastre.

En lo deportivo siento decir que hemos llevado el “a salto de mata” hasta las últimas consecuencias. Desde que llega este Consejo, se vende la idea de la cantera como piedra angular del proyecto, hoy, tres temporadas después seguimos deambulando por la Segunda División B, sin una identidad clara de lo que queremos ser y de lo que pretendemos.

Entiendo a un grupo de gestores que ahogados por la situación, deciden fichar 15 jugadores su primera temporada al frente buscando el ascenso rápido, de verdad lo entiendo… pero no estoy de acuerdo. Fundamentalmente no estoy de acuerdo porque es lo contrario a lo que dijeron.

Este club tenía dos opciones, una, empezar de cero con esa base de chavales de la casa con 5 ó 6 incorporaciones y estar unos años en media tabla de Segunda B, ¡Ojo! Dejando claro que iba a ser así. Evidentemente no puedo hablar por los demás y por lo que pensaran, hablo por mí y por lo que pienso, y nunca jamás se me hubiera ocurrido exigir un ascenso o entrar en un play off partiendo de esa premisa de cantera.

La otra opción era subir sí o sí, traer jugadores de primer nivel de la categoría y ascender, pese a que el club no contaba con una estructura sólida tras el saqueo masivo y despiadado al que fue sometido y del que muchos, tuvimos que arrancarlo de la tumba en la que ya prácticamente se encontraba.

Para subir sí o sí, se mantuvo en el banquillo a un hombre sin experiencia como Pedro Munitis, gran racinguista y mejor persona que no estaba capacitado para llevar a cabo la misión, y la misión acabó en fiasco.

Segundo round, Ángel Viadero al frente, y de nuevo, otra remesa de fichajes de relumbrón. De nuevo cambia la filosofía del equipo y, pese a que en muchos momentos de la temporada vimos el ascenso ahí mismo, al alcance de nuestras manos, otro fiasco.

Y aquí estamos, inmersos en nuestra tercera temporada en el lodazal del fútbol patrio, seguimos con Viadero capitaneando la nave, sólo que esta temporada la nave parece que no navega a vela, cuanto más tiempo pasas inmerso y más batacazos te llevas, menos sopla el viento en Segunda B y más hay que tirar de remo para el barco navegue. De nuevo cambia la filosofía, ahora en lugar de fichar jugadores buenos de la categoría y algún “retal” de Segunda, han vuelto jugadores veteranos con amplia experiencia, otro giro al timón, un timón que ya flaquea y no tiene claro cuál es el destino. Estamos donde estábamos pero con menos dinero y sin ninguno de los chavales de la cantera afianzados en el equipo y pudiendo ser “patrimonio económico”, es decir, deportivamente peor de lo que estábamos antes.

Subir sí o sí es utópico, irreal, porque esto es deporte, gastar más que tus rivales no garantiza el éxito, es una parte importante sin duda, pero la definitiva al fin y al cabo, viene dada por mantener el timón firme, por saber qué quieres hacer y cómo lo quieres hacer.

Muchos dirán que soy ventajista y hablo a toro pasado, tendrían razón de no ser porque esto mismo que hoy plasmo aquí, es lo que pensaba hace esos 3 años que lleva el Consejo al frente.

Había dos opciones en lo deportivo, la del “vísteme despacio que tengo prisa”, o la del “a salto de mata”, por desgracia elegimos la segunda.

 

(Imagen vía eldiariocantabria.es).

Opinión

Los fichajes que llegan con el frío

Publicado

on

Estamos en el mes de enero, al invierno no se le come el lobo se decía siempre, al mercado invernal y sus vaivenes tampoco. En estas fechas es normal que se hable y mucho en los ambientes futbolísticos sobre los jugadores que pueden recalar en la disciplina racinguista. Hay de todo, comentarios y predicciones que dan vergüenza ajena, aventureros que quieren ganar seguidores en las benditas redes sociales y dicen el primer pensamiento que llega a su cabeza; también, porque no decirlo, hay personas que todo esto se lo toman muy en serio pero que juegan a la lotería nacional y por lo tanto casi nunca aciertan, y por último; están los más listos… que son los que dicen…“ya lo dije yo”. Aunque no hayan dicho nada.

No vamos a negar que penetrar en el búnker verdiblanco durante las ventanas de fichajes es complicado, ni los comandos de marines más avezados tienen fácil derribar las defensas amuralladas del despacho de “Chuti”. No hablo ya de anticipar fichajes, sino incluso de saber quiénes están en el punto de mira del director deportivo. Un hombre que tiene una obsesión cuando se abren estos periodos: La discreción, lucha incansablemente porque no haya filtraciones, cosa que al menos un servidor puede a llegar a entender perfectamente.

De lo que no me cabe duda es de que habrá movimientos este mes, después del despido de Juanjo Expósito, la salida en calidad de cedido de Mario Soberón al equipo vizcaíno de la Sociedad Deportiva Amorebieta y del único fichaje hasta el momento en este mercado, el madrileño Alberto Noguera; estoy convencido de que “Chuti” moverá ficha.

Lo que tenemos que pensar todos los seguidores de nuestro viejo Racing (y mucho) es si hay la necesidad de fichar o no. Claro que siempre se podrá mejorar, pero mi pregunta cómo un racinguista de base es… ¿Dónde está la garantía de mejora en los posibles fichajes que vengan en un futuro? Seamos sinceros con nosotros mismos por un momento, ¿no estamos diciendo que la actual plantilla es la mejor que hemos tenido en todos estos años que llevamos en este infierno llamado segunda división B? Molina debe tener las ideas muy claras, confianza hay en él en este sentido, pero hay que reconocer que un movimiento en falso se puede cargar a toda una plantilla que bajo un punto de vista objetivo está bastante bien confeccionada.

“Chuti” debe construir un puzle perfecto, todas las piezas deben encajar en el sitio adecuado. En el seno de la plantilla me consta que reina un ambiente espectacular, como hace tiempo que no había, y eso bajo ningún concepto se puede romper. El director deportivo manchego lo sabe y es una de sus claras preocupaciones, no quiere que ningún fichaje rompa la armonía perfecta que hay en el vestuario.

Dicho lo cual, el éxito de este mercado invernal pasará por el acierto de un señor que entiende de fútbol y que ha demostrado que se mueve como pez en el agua en los despachos de los representantes, unas aguas donde proliferan los tiburones. Debe entender la parroquia de la capital cántabra, que no le queda otra que entregarse completamente al acierto de Molina en este gélido mes en Santander, porque si este año no subimos; que la Bien Aparecida nos libre del pecado… el frío de este enero, se nos hará agradable en comparación a lo que pueda venir.

Sigue leyendo

Opinión

El derbi cántabro todavía colea

Publicado

on

Como bien dijo Iván Ania en la previa del derbi, “no existe la clasificación general en un derbi” y así fue… un partido en el que hubo de casi todo menos fútbol. La intensidad, la agresividad y sobre todo la rivalidad, tuvo cabida en un encuentro flojo por parte de los santanderinos que sin ser su mejor partido, tuvieron las ocasiones más claras para llevarse los tres puntos. Los de la comarca del Besaya hicieron el fútbol que se esperaba de ellos, realizando un juego defensivo y muy ordenado intentando parar el ritmo en todo momento al equipo local.

La disputa entre ambos tuvo varias fases, primero con un Racing intentando llevar el dominio del cuero, pero con bastante lentitud, y después una Gimnástica bien cerrada atrás sin conceder un ápice al ataque verdiblanco.

También hubo jugadas para la polémica, momentos en el encuentro que ambas escuadras vivieron de una manera exaltada la disputada del partido. Los Torrelaveguenses reclamaron con cierta insistencia en la jugada del gol racinguista una mano de Óscar Gil, una acción muy difícil de apreciar en directo, siendo una jugada ensayada por el equipo de la capital cántabra que ellos mismos denominan “barullu”. Es cierto que en la fotografía del compañero Nacho Cubero del Diario As se ve con claridad que la mano existe en dicho lance, pero como bien he dicho, se necesitan muchas repeticiones e imágenes para poder vislumbrar el hecho en cuestión.

Por otro lado también hubo varias jugadas reclamadas por los futbolistas racinguistas, como fue una agresión del capitán gimnástico Borja Camus al jugador cordobés Álvaro Cejudo. El verdiblanco acabó con una brecha que le obligó a abandonar momentáneamente su participación en el enfrentamiento, formándose la tángana del partido. El colegiado guipuzcoano Ibai Rezola lo resolvió con tarjeta amarilla para ambos contendientes, dejando a todos los presentes bastante asombrados, algo habitual en más acciones de los 90 minutos. Además en el min. 53 también los componentes racinguistas reclamaban un penalti claro al ariete madrileño Dani Segovia, que de nuevo el juez de la contienda no decretó pese a encontrarse a escasos metros de la jugada.

Siendo totalmente objetivos, y si nos remitimos a los hechos ocurridos en la disputa del envite, está claro que el juez del partido no estuvo bien, perjudicando a ambas escuadras, siendo más determinante en las decisiones en favor del equipo gimnástico.

Todo esto es lo que hay en estos duelos donde la pasión se desborda y hace desaparecer en numerosas ocasiones el buen juego como ocurrió en este encuentro.

Sigue leyendo

Opinión

No es un partido más

Publicado

on

Foto FCF

Si hay una fecha marcada en este calendario de la segunda B grupo II, claramente es este domingo 25 de noviembre con la disputa del partido entre dos equipos cántabros, Racing-Gimnástica. El derby Cántabro en esta ocasión tiene varios alicientes, sin ir más lejos desde el año 1.990 no se disputaba un evento de estas mismas características entre ambos conjuntos. Han pasado muchos años pero la rivalidad entre aficiones siempre ha existido, ha dado absolutamente igual que desde hace casi treinta años no haya habido enfrentamiento alguno en partido oficial. Este domingo se tiene que vivir una fiesta del fútbol cántabro. ¡Está en nuestras manos!

Soy de los que pienso que la rivalidad es buena, siempre y cuando todo quede en ámbitos deportivos y no vaya a más. El domingo debe ser un día para que racinguistas y gimnásticos puedan sentirse orgullosos de sus equipos. Quizás en la cuenca del Besaya sientan más la rivalidad de este encuentro que en la capital cántabra; también es cierto que debatir esto es muy relativo, pero aun así, es indudable que el morbo está servido en esta jornada liguera.

En cuanto a cómo los jugadores racinguistas viven esta semana el encuentro, puedo garantizar que para ellos también es una jornada especial. A los futbolistas cántabros de la escuadra racinguista no les hace falta que les digan nada de lo que puede significar este partido para la afición de un equipo como el Racing, que está viviendo el mejor momento de los últimos cuatro años que lleva militando en la división de bronce española. Luego están los jugadores que no son de la tierruca, como Dani Segovia que al acabar el partido contra el Tudelano comentó que lo más importante de este tipo de partido es solo la victoria, lo demás al madrileño le da exactamente igual, un verdadero profesional que solo piensa en la victoria jornada tras jornada.

Es cierto que los clubes, tanto el Racing como la Gimnástica están dando una normalidad absoluta y eso es lo principal. La normalidad extra deportiva debe existir, luego podremos hablar de lo que nos gusta, el fútbol, lo deportivo.

Cada uno mira por supuesto, por sus intereses; yo como racinguista, pediré a mis jugadores que vayan a la “guerra deportiva” y que ganen como sea, no nos vamos a engañar, el domingo hay en juego algo más que tres puntos para ambas aficiones.

Sigue leyendo
Publicidad

Podcast

Publicidad

Twitter

Instagram

Tendencia

Copyright © 2019 Aquí Hay Pelotas