CONECTATE CON NOSOTROS

Más fútbol

España avisa a Alemania

Publicado

on

Un veterano dirigente del fútbol español que ya no está se ponía de los nervios cada vez que a uno de los partidos que disputaba la selección se le calificaba como “amistoso”.“No los hay. Todos son oficiales”, decía a modo de reprimenda a quien se atrevía a ponerlo en cuestión bajo semejante denominación. No lo eran, desde luego, bajo su afirmación, que no distinguía entre lo presuntamente no trascendente y lo que sí lo era, y en el ESPRIT Arena de Düsseldorf lo habría comprobado de estar dónde estuvo. A tres meses del comienzo del Mundial Rusia 2018, cualquier partido tiene una especial significación por lo que supone como banco de pruebas. Más cuando se juega contra Alemania. Más si se hace en su terreno. Más si hay un lleno absoluto. Más cuando se juntan dos millares de españoles en las gradas.

Nada de amistoso, que supongo que es algo de lo que también participan Lopetegui y Löw, que en la contienda no se han andado con miramientos. Uno y otro han alineado a la “crême” de lo posible, es decir, aproximándose a los presumibles “onces” que tomen la salida en el Mundial con algunos retoques obligados por ausencias, Busquets, por ejemplo. Del tamaño de la intención, palpable en el equipo español formado de salida, dio cuenta inmediatamente la selección desde la apertura de uno de los que saben cómo amargar a los alemanes, Andrés Iniesta, ese chico que dice que se irá del equipo nacional tras el Mundial, ojalá se equivoque él y no los demás, fabricando un pase magistral, que, magistralmente, paró y remató por alto Rodrigo para batir a Ter Stegen entre el jolgorio generalizado de los seguidores españoles.

El jolgorio de los aficionados se repitió una docena de minutos más tarde, tras un larguísimo balón de Ramos a la banda opuesta ocupada por Isco. No llegó al balón por centímetros Héctor en su intento de despeje de cabeza a la desesperada, pero sí Isco, que esperaba que ocurriera lo que finalmente sucedió, sobre la raya casi para entrar libre ya de cualquier marca. Lo hizo como una bala para colocar un balón al que Iniesta no llegó por centímetros. Fue tanta la belleza de la acción que rendidos a sus pies cayeron los que tenían que hacerlo, es decir, los españoles, y los aficionados alemanes que ovacionaron calurosamente ese ejercicio de casi perfección al que solo faltó eso, un par de centímetros para acabar de rematarlo.

“Deliciosos con frecuencia Iniesta, Isco y Silva”

El partido tuvo su aquel para España como era de esperar. A los 23’ pudo empatarlo Timo Werner con un disparo cruzado que rozó el poste izquierdo del portal defendido por De Gea, primera de las ocasiones alemanas del encuentro y fruto, naturalmente, del talento que no se debe discutir al campeón del mundo. Aún lastrados por su inferioridad ante la calidad del toque del medio campo español, deliciosos con frecuencia Iniesta, Isco y Silva, tener enfrente a Khedira, Ozil, Kroos, Müller, Draxler y la “compaña” es como para temer, y con razón, que en cualquier momento hay equipo ahí capaz de causar grandes problemas. Ocurrió, sin embargo, que España jugó bien frecuentemente,  con el tiki que se le conoce en no pocos instantes y de ensueño en algunos instantes, que dejaron boquiabiertos a los espectadores. Me refiero a los germanos, claro está. Un chutazo inesperado de Thomas Müller, con mucho espacio libre alrededor, lo aprovechó, no obstante, Alemania para empatar cuando no había atisbo alguno de ello. No fue un gol fruto de su constante presión arriba, sino un chispazo aislado. Un zarpazo. Aceptémoslo: son los que son. Y es bueno no fiarse de ellos. No fiarse nada. Porque cuando menos se piensa…

Ter Stegen salvó “in extremis” a pies de Isco

Fue, precisamente, la atosigante presión de los alemanes lo que más daño le causó a España. No por inesperada sino porque abrió hueco en el medio campo español y aisló a Rodrigo, demasiado lejos de sus enlaces. A los 50’ entraron Nacho y Saúl por Piqué e Iniesta, que se había deslomado en la primera media hora. Inmediatamente Gundogan suplió a Khedira. Sin Andrés la jerarquía la asumió Silva, que está para eso y para lo que le echen. A los 54’ una trenzadísima jugada de España se acabó perdiendo en un exceso de pases y un minuto más tarde otra espléndida la salvó “in extremis” Ter Stegen a pies de Isco. Pudo ser el 1-2 que premiara las excelencias del equipo español en esos momentos que tantas veces brinda, pero antes de ello, De Gea ya se había lucido en un par de ocasiones. Lo uno por lo otro para ser justos.

A la hora de partido el encuentro estaba como al comienzo, o sea, en tablas, pero España había conseguido paliar los efectos morales de la igualada, que no era poca cosa. A los 64’ una falta de Koke a Müller a ocho metros del borde del área grande acabó en la cabeza de Hummels que mandó el balón al larguero. Lopetegui tiró entonces de Diego Costa, uno de esos delanteros capaz de amargar la vida de cualquier defensa, sea alemán o ugandés. A los 67’, un largo balón cruzado de Asensio no lo alcanzó Silva por el canto de un euro antes de que entrara Sané. El partido estaba en esos momentos para cualquier cosa: que lo ganaran los unos, que lo ganaran los otros o que se quedara como estaba. Cuando Silva dejó su puesto a Lucas Vázquez (70’), el medio campo del equipo de Lopetegui había sufrido una transformación casi absoluta. Solo quedaba Thiago. Löw cedió menos en ese punto. Ozil y  Kroos tuvieron que aguantar como jabatos hasta el final.

Tan inesperadamente como había igualado Alemania pudo marcar España en el minuto 75 cuando Costa no aprovechó un flagrante error defensivo, uno de los muy pocos de los alemanes, que puso el balón en sus pies y en las mismas narices de Ter Stegen. No sacó tajada de aquella ocasión pintiparada Diego, oportunidad postrera de un equipo que no solo aguantó el tipo ante el campeón del mundo y en su terreno sino que durante un buen rato le tuvo en las cuerdas. Y el que estaba refugiándose en ellas, no lo olvidemos, era Alemania.

Ustedes saben qué es y quiénes juegan con el campeón del mundo, ¿a qué sí?

(Luis Arnáiz. Fuente: RFEF)

Más fútbol

Álvaro Mier cambia el Laredo por el Tropezón

Publicado

on

Ficha por una temporada con el conjunto torrelaveguense

El central Álvaro Mier se marcha al Tropezón. El cántabro, que jugó las dos pasadas temporadas en el Laredo, se marchá a otro equipo que pelea por los puestos altos de la clasificación. Firma por una temporada.

Álvaro Mier puede jugar de central o de lateral izquierdo. Estuvo en el Rayo Cantabria, filial racinguista. Ya más adelante, fichó por el Cayón y después probó fortuna fuera en el Sestao River. Volvió a Cantabria para jugar en el Laredo y ahora ficha por el equipo de Tanos.

Sigue leyendo

Más fútbol

Alberto Gómez es nuevo jugador del Portugalete

Publicado

on

El mediocentro Alberto Gómez, que militó la temporada pasada en el Gimnástica de Torrelavega, ha firmado por el Portugalete de la Tercera División vasca. El joven futbolista, formado en la cantera del Racing de Santander, ha rechazado ofertas de Segunda División B para unirse al proyecto de la entidad vizcaína.

El centrocampista natural de Santa María de Cayón se va al mismo equipo que su compañero de equipo en la Gimnástica, Diego Rozas. Se verán allí con otros cántabros como con el reciente fichaje de Jaime Isuardi y también Axel Serio y Ousmane Diatta. Todos estarán a las ordenes de Ezequiel Loza.

El cayonense llego a debutar en el primer equipo del Racing de Santander un 21 de febrero de 2016 ante el Sporting B saliendo desde el banquillo. La temporada siguiente sumo 10 partidos en el equipo verdiblanco. Ya las dos temporadas anteriores buscó minutos fuera de Santander. Primero en el Caudal y luego en la Gimnástica acumulando en total 58 partidos en Segunda B.

Sigue leyendo

Más fútbol

Cerca de 500 deportistas participan en la VII Noja Cup

Publicado

on

Noja Cup de Fútbol 7

El viernes 19 comienza la cita deportiva en el campo de fútbol Iván Pulido, finalizando el domingo 21 con los últimos partidos y la entrega de premios.

El campo de fútbol Iván Pulido, en Noja, acoge un año más la competición Noja Cup de Fútbol 7, que en este 2019 alcanza su séptima edición y que se consolida como un prestigioso torneo en esta modalidad deportiva que reunirá este año a unos 500 participantes entre el viernes 19 y el domingo 21 de julio.

La cita deportiva comienza con la recepción de los participantes en el Centro de Ocio Playa Dorada a las 16:00 horas del viernes. A continuación los equipos se trasladarán hasta el terreno de juego, donde comenzarán a disputarse los encuentros esa misma tarde en fase de liguilla, continuando durante toda la jornada del sábado, cuando se disputarán también las eliminatorias, y celebrándose las finales el domingo. El evento concluirá en torno a las 14:00 horas con la entrega de premios a los ganadores.

Como ha señalado el alcalde de Noja, Miguel Ángel Ruiz Lavín, el aumento de participantes es “un síntoma de la buena salud de este torneo”, que “atrae a equipos de toda España y, con ellos, a aficionados a esta modalidad de fútbol”, por lo que ha agradecido a los organizadores “traer hasta nuestra Villa un evento de estas características”. En este sentido, ha subrayado que la cita deportiva es “imprescindible en el calendario de deportistas y aficionados”.

Además, ha explicado que, como otras citas deportivas recientes, este VII Torneo Noja Cup “va a generar un importante impacto económico en la Villa”, pues “junto a los jugadores viajan aficionados que se alojarán, comerán y comprarán en los establecimientos de nuestro municipio”, sumándose a la alta actividad que existe en verano.

Sigue leyendo
Publicidad

Podcast

Publicidad

Twitter

Instagram

Tendencia

Copyright © 2019 Aquí Hay Pelotas