CONECTATE CON NOSOTROS

Más

Fracturas por estrés

Publicado

on

Una fractura es la falta de continuidad en una estructura ósea. La mayor parte de las fracturas son causadas por traumatismos (caídas, fuertes golpes, etc.) tanto durante la práctica deportiva como fuera de ella. En cambio, las fracturas por estrés son consecuencia de pequeños traumatismos de escaso impacto pero producidos de forma prolongada o repetitiva.

El colágeno, que es parte fundamental de nuestro tejido óseo, es un material orgánico entre cuyas características destaca su elasticidad y que recupera los daños producidos por agresiones externas. Sin embargo, ante agresiones muy continuadas esos daños superarán la capacidad reparadora del colágeno, rompiéndose el equilibrio entre destrucción y reparación y originándose la fractura por estrés.

Según cómo se producen, distinguimos las fracturas por debilidad y las facturas por fatiga. Las primeras son aquellas que afectan a huesos debilitados por alguna alteración previa, como por ejemplo osteoporosis (disminución de la densidad mineral del hueso), más frecuente en personas de edad avanzada y en el sexo femenino; también pueden observarse en niños, asociadas a los cartílagos de crecimiento. Por su parte, las fracturas por fatiga se deben a una excesiva y continuada o repetitiva actividad muscular, que hace que el hueso responda con un proceso de regeneración, con una fase transitoria de recarga ósea en la que el hueso es más débil y vulnerable a este tipo de fracturas, por el desequilibrio que se origina entre la menor resistencia ósea y el aumento de la fuerza y el tono de los músculos .

Los más predispuestos a padecer este tipo de fracturas son quienes realizan actividad física continua. Entre los deportistas, los factores que más contribuyen a la aparición de esta dolencia son el incremento desordenado en duración, intensidad o frecuencia de la actividad física, un inadecuado período de descanso entre esfuerzos, no respetar una etapa de adaptación gradual tras una fase de inactividad, cambios bruscos en la superficie sobre la que se realiza la actividad (especialmente el paso de una superficie blanda a una más dura) o una técnica de entrenamiento inadecuada.

La fractura por estrés se suele manifestar como dolor asociado a la actividad, que será constante con un ejercicio continuado y que cede con el reposo del miembro afectado. Los síntomas suelen prolongarse durante dos a tres semanas, aunque pueden llegar a durar hasta cinco o más.

El examen físico es esencial para el diagnóstico. Se detecta ese dolor localizado, acompañado de edema, aumento de temperatura y/o eritema de la zona afectada. Además, una completa exploración biomecánica buscará desequilibrios musculares, debilidad, rigidez o disimetría de miembros. Entre los estudios de imagen utilizados, la radiografía simple es poco efectiva en fase temprana. La resonancia magnética es muy útil para el diagnóstico precoz, evidenciando áreas de edema óseo y partes blandas adyacentes. La tomografía axial computerizada (TAC) es el método de más alta especificidad, por su buena definición de la estructura ósea. Las técnicas de medicina nuclear tienen buena sensibilidad para detectar zonas de alto intercambio osteocálcico.

En la valoración de la lesión hay que considerar el historial deportivo del paciente y su actividad diaria, tanto deportiva como laboral. El diagnóstico temprano es esencial para evitar complicaciones y, especialmente en el caso de los deportistas profesionales, lograr un retorno lo más precoz posible a la actividad física deportiva.

El diagnóstico diferencial puede ser difícil, y se debe hacer con otras lesiones comunes, como las tendinitis o las sobrecargas musculares.

Estas fracturas pueden ser catalogadas según zona afectada, tiempo de curación o posibilidad de complicaciones (como el retraso de consolidación o pseudoartrosis) en fracturas de bajo riesgo, de pronóstico favorable con la simple cesación de la actividad, y fracturas de alto riesgo, especialmente si el diagnóstico es tardío.

El tratamiento de una fractura por estrés consiste, en esencia, en cesar la actividad deportiva (el tiempo de reposo recomendado, fundamental en estos casos, oscila entre seis y ocho semanas) e identificar y corregir los factores predisponentes. Posteriormente, y según cada fractura en particular, se evaluará la conveniencia o no de inmovilizar la zona afectada. Se recomienda realizar actividades de bajo o nulo impacto, como las que se realizan en piscina, y los ejercicios en gimnasio, que favorecen la recuperación al no implicar traumatismo para la estructura ósea dañada. Al mismo tiempo, se avanzará en la rehabilitación fisioterapéutica hasta que ceda el dolor, respetando los tiempos biológicos necesarios para la recuperación total de la fractura antes de reiniciar gradualmente la actividad deportiva habitual, aspecto fundamental para evitar recaídas. Los antiinflamatorios no esteroideos aliviarían el dolor, pero pueden afectar a la cicatrización de la fractura.

Algunos consejos útiles para minimizar el riesgo de aparición de una fractura por estrés son el buen calentamiento previo al inicio de las rutinas físicas, una dieta que preste especial atención a la ingesta adecuada de calcio y minerales, una correcta carga de entrenamientos y respetar los tiempos de descanso entre esfuerzos.

Publicidad olaiz
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más

«De pequeño me grababa leyendo las noticias»

Publicado

on

Con motivo del especial sobre la radio en Cantabria en la revista de Cantábrico Empresarial fue entrevistado Víctor Herrero como conductor del programa deportivo ‘Aquí Hay Pelotas’.

La revista Cántabrico Empresarial en el número de abril realizó un recorrido por algunas de las radios de Cantabria donde se han conocido a algunos de los profesionales que están detrás de las ondas. Uno de esos apartados ha sido a Víctor Herrero con el programa ‘Aquí Hay Pelotas’ que lleva ocho temporadas en las ondas, siendo la primera en esRadio Cantabria

PDF de la revista completa

Aquí están las dos páginas

Sigue leyendo

Más

La APDC entrega a Amica la recaudación de la Gala del Deporte Cántabro 2018

Publicado

on

La recaudación fue de carácter benéfico.

Juan Antonio Prieto, presidente de la Asociación de la Prensa Deportiva de Cantabria (APDC), acompañado por la directora general de Deportes del Gobierno de Cantabria, Gloria Gómez Santamaría, entregó ayer a Justino García Valdeón el cheque con el importe de la recaudación de la Gala del Deporte Cántabro 2018, que tuvo lugar, con carácter solidario, en el Palacio de Festivales. El vicepresidente de Amica se mostró muy agradecido con la colaboración, no sólo por lo que supone económicamente sino porque este tipo de iniciativas sirven para dar a conocer a la Asociación y la gran labor que realiza en favor de los discapacitados. Al acto asistieron también Alfredo Campuzano y Mercedes Viota, directivos de la APDC, y Elena Botín, responsables de Comunicación y Relaciones Externas de El Corte Inglés.

Fotografía: José Ramón González.

Sigue leyendo

Salud

Lo importante de realizar un buen estiramiento en el deporte

Publicado

on

Fuente y foto: hubsports.mx

Las personas que practican deportesuelen tener mayor conciencia sobre la importancia del estiramiento, pero es habitual encontrarnos con personas que estiran de un modo inadecuado. Por este motivo voy a explicar cuales son los motivos por los que debemos hacerlo, cuál es el modo correcto y cuándo debemos realizarlos.

Beneficios  de un buen trabajo de estiramiento en el deporte

Cualquier deporte esta basado en el funcionamiento del aparato músculo esquelético y más concretamente del sistema muscular o miofascial, de forma que si su estado de longitud y funcionamiento mecánico no es el óptimo, esto va a tener una repercusión negativa en el rendimiento deportivo y en las marcas obtenidas.

Y es que los músculos son auténticos pistones motorizados que basan en buena parte su capacidadpara generar fuerza en el recorrido que son capaces de hacer desde su máxima longitud hasta la de mayor acortamiento o contracción, es decir, al estirarse el músculo carga una energía que descarga con la contracción muscular y el consiguiente movimiento.

Es por esto que un trabajo de estiramiento muscular completo, intenso, duradero y frecuente van a dar lugar en muchas ocasiones a un momento del rendimiento deportivo y la mejora de las marcas logradas.

Por otro lado, los desequilibrios musculares entre el lado izquierdo y el lado derecho o entre la parte posterior y la parte anterior van a generar no solo una disminución del rendimiento deportivo sino un mayor sufrimiento mecánico de todo tipo de estructuras musculares, articulares, intente rosas, que va nada predisponer al padecimiento de todo tipo de lesiones, tendinitis, roturas musculares, etc.

¿Por qué debemos estirar en el deporte?

  • Reduce la tensión muscular.
  • Aumenta la amplitud y  la coordinación de movimientos
  • Previene de lesiones futuras.
  • Prepara la musculatura para la actividad física. En este caso están más indicados los estiramientos balísticos puesto que no van a desinformar a los mecanorreceptores y van a dejar el músculo preparado para responder ante un estiramiento muy grande o repentino.
  • Mejora el conocimiento del propio cuerpo.
  • Mejora la circulación.
  • Ayuda a la reabsorción de ácido láctico evitando la fatiga muscular.
  • Conseguimos un bienestar físico y por la tanto psicológico.

¿Cómo estirar?

Cuando estiramos un músculo lo que estamos haciendo es distanciar los dos puntos de inserción de este, es decir, la finalidad es separar los extremos del músculo para que sus fibras se estiren. Para ello, uno de esos puntos debe mantenerse fijo e iremos variando la amplitud sobre el punto móvil.  Debemos respetar una serie de principios a la hora de estirar:

  • Debemos respetar los planos y ejes además de la amplitud articular
  • Tenemos que colocar al músculo en estado de preestiramiento y que la puesta en tensión sea lenta y progresiva
  • No debe doler, debemos notar cierta tensión pero debe ser tolerable.
  • Durante el estiramiento debemos respirar de modo profundo y regular.
  • Respetar los tiempos de estiramiento:
  • Puesta en tensión progresiva hasta la tensión máxima
  • Mantener la tensión máxima aproximadamente 20 segundos
  • Vuelta a la posición inicial lenta y progresiva
  • Tiempo de reposo: la suma del tiempo empleado en los 3 pasos anteriores.

¿Cuándo estirar?

Deportistas

Siempre se debeestirar antes y después del ejercicio. Es más recomendable hacer estiramientos balísticos antes de la práctica deportiva y dejar los estiramientos estáticos para después. Pero es cierto que existe gran controversia con respecto a este tema.

  • Durante el calentamiento se recomienda trabajar la movilidad de las articulaciones más implicadas y realizar estiramientos de la musculatura más implicada en el deporte que practiquemos.
  • Tras la actividad se recomienda realizar estiramientos para disminuir el tono, favorecer la circulación y eliminar el ácido láctico.
  • Durante la actividad física, cuando realizamos una actividad en series de series donde se hagan descansos, están indicados para evitar la pérdida de elasticidad y facilitar la recuperación muscular

Sigue leyendo
Publicidad

Podcast

Publicidad

Twitter

Instagram

Tendencia

Copyright © 2019 Aquí Hay Pelotas