CONECTATE CON NOSOTROS

Podcast Aquí Hay Pelotas

Manu Calleja: “Lo que más me molesta es la acción del 2-0”

Publicado

on

El entrenador del Conjunto pejino, Manu Calleja, atendió a los medios de comunicación tras la derrota los suyos ante en Racing de Santander (3-0) en Los Campos de Sport de El Sardinero.


Respecto al partido, Calleja comentó que “lo que más me molesta es la acción del 2-0, por un problema nuestro en la grada que no puede ocurrir, nos desconcentramos del partido. Además, nos faltó ese ímpetu, garra y disputa que nosotros siempre tenemos, durante los primeros 50 minutos. Durante la segunda mitad sí lo tuvimos”.

Ante las protestas, “reconozco que es un error por nuestra parte, porque nadie de nuestra entidad puede generar una acción que suponga una expulsión. Pero también creo que el colegiado fue demasiado riguroso”.

Sobre las lesiones de Borja y Marta el mister pejino apuntó que “son una pena, porque la de Borja es responsabilidad mía, llegaba muy justo y arriesgamos. Sobre Marta, comentar que es un chico muy joven y tremendamente trabajador. Espero que vuelva antes del final de temporada para que cuente con minutos”.

Además, el técnico hoy visitante afirmó que “he felicitado a los míos por la segunda mitad porque hemos visto algo más parecido a lo que es el Laredo. Lo único que me molesta, es que hemos concedido cosas que nunca concedemos, como las segundas jugadas. En general cosas que nunca concedemos en San Lorenzo”

Por último, Manu declaró que “el domingo tenemos una final, contra un rival directo de nuestra liga. Nos quedamos con los últimos minutos donde hemos generado peligro y con ello a por el próximo partido”

Podcast Aquí Hay Pelotas

0-4 y a seguir

Publicado

on

El Racing vence en Lasesarre con goles de Riki, Pablo Torre(2) y Cedric

Tras una victoria contundente ante el Charles en el derbi de El Sardinero, los pupilos de Solabarrieta viajaban a una plaza siempre complicada como es Lasesarre.

Pese a que el Barakaldo está en una situación complicada, firmando unos números muy lejanos de lo esperado, cuentan por victoria sus dos últimos enfrentamientos en su feudo, por ello, el Racing sabía que lograr los tres puntos en la tarde de hoy no iba a ser un trámite.

Aunque los más jugones se disfrazaron de killers y los goles de Riki y Pablo Torre sentenciarían el partido en la primera mitad.

PRIMERA PARTE

Empezó intenso el Barakaldo, consciente de su situación, buscando un gol tempranero. Presionaban alto y merodeaban el área defendida por Lucas, aunque sin generar quebraderos de cabeza al meta verdiblanco.

Por su parte los verdiblancos, que lucían hoy la casaca roja, comenzaron pacientes y bien plantados, jugando a oleadas y esperando a que ese arreón inicial de los locales se diluyera. 

Hasta que Riki se vistió de mago. El central asturiano cortó un pase impreciso de Ribeiro cerca del balcón del área y, al ver a Rabanillo adelantado, se sacó de la chistera una vaselina que acabaría besando la red y poniendo el 0-1 a penas dos minutos después del primer cuarto de hora de juego. 

El gol caía como una losa en Lasesarre, pero el Barakaldo no abandonaba la presión alta que Javi Loaces ha inculcado a los suyos durante las pocas semanas que lleva en el banquillo del conjunto vasco.

El encuentro se acercaba a la primera media hora y el Racing ya se había adueñado del balón, comenzando a imprimir su estilo en el encuentro. Porque sí, el Racing ya tiene estilo.

Pero el Barakaldo avisaba. Una internada por banda izquierda acababa en un centro pasado al segundo palo, que remataría con mucho peligro de Estrada, aunque el disparo se marchó cruzado.

Pasada la media hora, el partido transcurría sin demasiado peligro en ninguna de las áreas, hasta que Julen López condicionaría el resto del encuentro con una acción. El Central realizó una entrada dura en el centro del campo sobre Pablo Torre que el colegiado sancionaría con roja directa. Corría el minuto 37 y el partido se ponía muy de cara para el Racing.

Aunque a pesar de la inferioridad numérica el Barakaldo tendría la más clara del partido a penas cinco minutos después. Un balón entre líneas supondría una contra  por banda derecha de Alain Ribeiro que metería un pase perfecto que Urkiza desperdició cuando lo tenía todo para poner las tablas. 

Pero el Racing tendría algo más que decir antes del final de la primera mitad. Una pared cerca de la esquina derecha el área grande del Barakaldo entre Riki y Soko permitiría a este ejecutar un centro raso que Pablo Torre mandaría al fondo de la portería. Pablo ha cogido gusto a eso de marcar goles.

SEGUNDA PARTE

La segunda mitad volvería con más goles. A penas un minuto después del pitido arbitral, Cedric mandaría entre los tres palos un taconazo en el área pequeña de Álvaro Bustos. Partido de golazos.

Al Barakaldo le quedaban muchos minutos de partido, pero les sobraban todos. Javi Luaces buscó savia nueva con cuatro cambios de una tacada para conseguir conectar a los suyos de nuevo con el partido, pero el Racing no se conformaba con el 0-3 y los locales no podían más que defender.

Y poco tardó en llegar el segundo de Pablo Torre. Una individualidad de Bustos que sorteó varios rivales en el frontal de área pondría un pase filtrado para el canterano, que definiría con una vaselina en el área pequeña ante la salida de Rabanillo. 

El Barakaldo hacía mucho que no estaba, pero el Racing sí, solo Rabanillo aguantaba los muebles con una doble parada tras un disparo raso y potente de Riki desde fuera del área y abortar también el rechace cazado por Cedric.

Con el partido ya sentenciado los cambios iban sucediendo en ambos banquillos y el Racing cambiaba a un 4-4-2 con Capanni y Jon Ander Arriba, y es que con 0-4 en el marcador se aceptan los experimentos. 

Pero el partido no sufriría más cambios en el marcador y el 0-4 se mantendría hasta el final del encuentro. 

EN RESUMEN

El Racing está de dulce, cada partido generan mejores sensaciones y lo más importante, las mantienen durante más tiempo. El partido de hoy era un arma de doble filo, porque si bien la situación de Barakaldo no es buena, sigue siendo un rival peligroso.

El encuentro de los chicos de Solabarrieta no fue el más vistoso y tampoco se vio el fútbol de la primera mitad ante el Laredo, pero sí vimos un Racing serio y con dinamita arriba. Además, comienzan a marcar los mejores de la plantilla, eso es muy bueno.

Acabar entre los tres primeros cada día parece menos un sueño y si lo consiguen, soñar con la segunda está permitido.

Por cierto, Aritz Solabarrieta es muy buen entrenador de fútbol. 

ALINEACIONES

Barakaldo: Rabanillo; Julen López, Carles Marc, Obolskii (Min.50 Imbongo) , Pitu(Min.79 Guerrero), Gándara, strada, Urkiza (Min.50 Urkiza), Pablo Santana (Min.50 Txaber), Bengoetxea, Ribeiro (Min.50 Aparicio)

Real Racing Club: Lucas; Ceballos, Mantilla(Min.45 Villapalos), Óscar Gil, Isma López; Íñigo, Riki; Soko(Min.67 Capanni), Pablo Torre(Min.61 Cejudo), Álvaro Bustos (Min.61 Traver); Cedric(Min.67 Jon Ander).

Sigue leyendo

Podcast Aquí Hay Pelotas

El Racing se hace con el Derbi

Publicado

on

Una gran primera mitad del Racing supuso la victoria local (3-1) aunque el Charles planto cara los últimos 20 minutos

La palabra derbi nos recuerda a historia, campos a rebosar, previa por los aledaños, tifos y rivalidad máxima. Pues este derbi tiene muy poco de eso, pero no por ello deja de ser un partido interesante, prueba de ello fue el empate de la ida donde el Charles demostró que tiene mucho decir y que en San Lorenzo no se regalan ni los saques de banda.

El Racing que recibió hoy al Laredo en El Sardinero, por suerte para la parroquia verdiblanca, es un equipo muy distinto al de la ida en la villa pejina, y sumado a la mala suerte en forma de lesiones y al gran nivel ofrecido por los de Solabarrieta en la primera mitad no hubo prácticamente partido.

PRIMERA PARTE

Una apisonadora pasó por los Campos de Sport durante los primeros 45 minutos. El Charles no fue rival para un Racing que firmó una primera mitad de candidato al ascenso.

Centrase en alguno de los once futbolistas que alineó Solabarrieta para destacarle por encima de alguno de sus compañeros sería injusto, pero, a sabiendas de ello, toca hacer mención especial al partido ofrecido por Riki, amo y señor de la creación del juego del Racing.

Empezaba fuerte el Racing, con gol en el minuto 3 obra de Cedric que aprovechó un balón de Soko. A penas era la segunda ocasión de los locales, pero hoy todas irían a la cazuela.

Tras el primer mazazo, el charles buscó adelantar ligeramente las líneas, y Varo, Vinatea y Argos buscaban presionar la salida de balón de los locales, pero sin mucho éxito.

Cuando llegas sin seis de tus más importantes futbolistas y al rival le sale todo, es muy complicado.

El Racing combinaba con rapidez, acierto y precisión y no rifaba una sola pelota. El Laredo lo intentaba, pero no estaba.

Las jugadas seguirían llegando, y entre gol y gol se acumulaban los largueros de Bustos y las salvadas bajo la línea de Rafa Pedrero.

En el 28, llegaría el gol más celebrado por los tres mil de El Sardinero, el de Pablo Torre. Finalmente no seleccionado para viajar con la Sub-19, marcó un gol y jugó una primera mitad que seguro hará que el seleccionador nacional no se atreva a volver a desconvocarlo.

Y en el 39, llegaría el de Soko. Inició una carrera por el interior, en cancha propia y recorrió más de 70 metros para, tras llevar el racing el balón de banda a banda, acabar la jugada en un remate seco y raso del extremo verdiblanco, que obtenía así un premio a su más que correcto partido.

El Racing ganaba 3-0, el Laredo estaba casi desaparecido, y para colmo, lesión de Diego Marta en los instantes finales de la primera mitad que, por sus gestos de dolor, no tiene para nada buena pinta.

SEGUNDA PARTE

El Racing sustituía a Soko por problemas en los isquios y Traver ocupaba su hueco, mientras que el Charles daba paso a Borja Ares para ocupar el espacio del lesionado Marta.

Comenzaba la segunda mitad con un ritmo parecido al vivido en los primeros 45 minutos, aunque  aquel partido ya era cosa del pasado.

El Charles empezó a tirar de casta y completó una segunda parte, al menos, seria. Por su parte el Racing fue realizando cambios para dejar hueco a los más nuevos y a los menos habituales, dejándose llevar y ya solo demostrando lo visto en la primera hora de partidoen momentos puntuales. Tampoco necesitaba más.

Bustos volvió a hacer de las suyas, demostrando que vale todos y cada uno de los euros que el Racing paga por su sueldo. Mandó una pelota al poste y generó un peligro constante por la banda defendida por Rasines.

Pese a las jugadas de peligro de Bustos, el 3-0 parecía renta suficiente para los verdiblancos, que no volverían a percutir la portería de Pedrero, mientras que el Charles buscaría poner picante al partido, aunque la mala suerte no lo quería dejar tranquilo, por en torno al 62, Atadill tendría que sustituir a Borja Ares por lesión.

Tras unos minutos de presencia constante en campo rival, consiguieron generar una jugada de peligro a través de un centro que acabaría en un córner donde Toboso cabecearía mandando el balón entre los tres palos defendidos por Lucas.

El Racing podría ir 5-0 sin problemas, pero la realidad era que el Charles estaba vivo.

A partir de ahí, veríamos trazas de aquello que nos gusta llamar Modo Charles y el conjunto pejino consiguió incluso generar alguna acción más con peligro de gol.

Aunque el Racing daba la sensación de poder meter el cuarto en cualquier momento y dar la última estocada, el Charles apretaba, pero finalmente no hubo sorpresas y el 3-1 no se movió del luminoso.

La nota negativa la puso  Luan Cappani, sacado de quicio por los zagueros pejinos, que un codazo sin venir a cuento le podría haber costado una más que merecida tarjeta roja.

EN RESUMEN

El derbi con Goñi, Saúl, Peredo y compañía hubiese estado mucho más disputado, pero visto el nivel de los de Solabarrieta en los primeros 45 minutos quedó claro que poco hubiese importado el rival que al Racing hubiesen puesto en frente, porque el resultado habría sido parecido.

El Charles tiene que irse con la cabeza alta y centrarse a partir de ahora en competir su liga, que ahí sí está siendo un equipo a tener en cuenta.

Por su lado el Racing hoy ha demostrado de lo que son capaces de hacer, ahora solo les queda no perder. Así de difícil.

Real Racing Club: Lucas; Ceballos, Mantilla, Óscar Gil, Isma López; Íñigo, Riki; Soko, Pablo Torre, Bustos; Cedric.
CD Laredo: Rafa; Rasines, Varo, Manu, David Sanz, Iván Argos, Vinatea, Riki, Diego Marta, Álex Pérez y Toboso

Sigue leyendo

Podcast Aquí Hay Pelotas

El Racing se hace con el Derbi

Publicado

on

Una gran primera mitad de los verdibalncos supuso la victoria local (3-1) aunque el Charles plantó cara los últimos 20 minutos

La palabra derbi nos recuerda a historia, campos a rebosar, previa por los aledaños, tifos y rivalidad máxima. Pues este derbi tiene muy poco de eso, pero no por ello deja de ser un partido interesante, prueba de ello fue el empate de la ida donde el Charles demostró que tiene mucho decir y que en San Lorenzo no se regalan ni los saques de banda.

El Racing que recibió hoy al Laredo en El Sardinero, por suerte para la parroquia verdiblanca, es un equipo muy distinto al de la ida en la villa pejina, y sumado a la mala suerte en forma de lesiones y al gran nivel ofrecido por los de Solabarrieta en la primera mitad no hubo prácticamente partido.

PRIMERA PARTE

Una apisonadora pasó por los Campos de Sport durante los primeros 45 minutos. El Charles no fue rival para un Racing que firmó una primera mitad de candidato al ascenso.

Centrase en alguno de los once futbolistas que alineó Solabarrieta para destacarle por encima de alguno de sus compañeros sería injusto, pero, a sabiendas de ello, toca hacer mención especial al partido ofrecido por Riki, amo y señor de la creación del juego del Racing.

Empezaba fuerte el Racing, con gol en el minuto 3 obra de Cedric que aprovechó un balón de Soko. A penas era la segunda ocasión de los locales, pero hoy todas irían a la cazuela.

Tras el primer mazazo, el charles buscó adelantar ligeramente las líneas, y Varo, Vinatea y Argos buscaban presionar la salida de balón de los locales, pero sin mucho éxito.

Cuando llegas sin seis de tus más importantes futbolistas y al rival le sale todo, es muy complicado.

El Racing combinaba con rapidez, acierto y precisión y no rifaba una sola pelota. El Laredo lo intentaba, pero no estaba.

Las jugadas seguirían llegando, y entre gol y gol se acumulaban los largueros de Bustos y las salvadas bajo la línea de Rafa Pedrero.

En el 28, llegaría el gol más celebrado por los tres mil de El Sardinero, el de Pablo Torre. Finalmente no seleccionado para viajar con la Sub-19, marcó un gol y jugó una primera mitad que seguro hará que el seleccionador nacional no se atreva a volver a desconvocarlo.

Y en el 39, llegaría el de Soko. Inició una carrera por el interior, en cancha propia y recorrió más de 70 metros para, tras llevar el racing el balón de banda a banda, acabar la jugada en un remate seco y raso del extremo verdiblanco, que obtenía así un premio a su más que correcto partido.

El Racing ganaba 3-0, el Laredo estaba casi desaparecido, y para colmo, lesión de Diego Marta en los instantes finales de la primera mitad que, por sus gestos de dolor, no tiene para nada buena pinta.

SEGUNDA PARTE

El Racing sustituía a Soko por problemas en los isquios y Traver ocupaba su hueco, mientras que el Charles daba paso a Borja Ares para ocupar el espacio del lesionado Marta. 

Comenzaba la segunda mitad con un ritmo parecido al vivido en los primeros 45 minutos, aunque  aquel partido ya era cosa del pasado.

El Charles empezó a tirar de casta y completó una segunda parte, al menos, seria. Por su parte el Racing fue realizando cambios para dejar hueco a los más nuevos y a los menos habituales, dejándose llevar y ya solo demostrando lo visto en la primera hora de partidoen momentos puntuales. Tampoco necesitaba más.

Bustos volvió a hacer de las suyas, demostrando que vale todos y cada uno de los euros que el Racing paga por su sueldo. Mandó una pelota al poste y generó un peligro constante por la banda defendida por Rasines.

Pese a las jugadas de peligro de Bustos, el 3-0 parecía renta suficiente para los verdiblancos, que no volverían a percutir la portería de Pedrero, mientras que el Charles buscaría poner picante al partido, aunque la mala suerte no lo quería dejar tranquilo, por en torno al 62, Atadill tendría que sustituir a Borja Ares por lesión.

Tras unos minutos de presencia constante en campo rival, consiguieron generar una jugada de peligro a través de un centro que acabaría en un córner donde Toboso cabecearía mandando el balón entre los tres palos defendidos por Lucas.

El Racing podría ir 5-0 sin problemas, pero la realidad era que el Charles estaba vivo.

A partir de ahí, veríamos trazas de aquello que nos gusta llamar Modo Charles y el conjunto pejino consiguió incluso generar alguna acción más con peligro de gol. 

Aunque el Racing daba la sensación de poder meter el cuarto en cualquier momento y dar la última estocada, el Charles apretaba, pero finalmente no hubo sorpresas y el 3-1 no se movió del luminoso. 

La nota negativa la puso  Luan Cappani, sacado de quicio por los zagueros pejinos, que un codazo sin venir a cuento le podría haber costado una más que merecida tarjeta roja. 

EN RESUMEN

El derbi con Goñi, Saúl, Peredo y compañía hubiese estado mucho más disputado, pero visto el nivel de los de Solabarrieta en los primeros 45 minutos quedó claro que poco hubiese importado el rival que al Racing hubiesen puesto en frente, porque el resultado habría sido parecido.

El Charles tiene que irse con la cabeza alta y centrarse a partir de ahora en competir su liga, que ahí sí está siendo un equipo a tener en cuenta.

Por su lado el Racing hoy ha demostrado de lo que son capaces de hacer, ahora solo les queda no perder. Así de difícil.

Real Racing Club: Lucas; Ceballos, Mantilla, Óscar Gil, Isma López; Íñigo, Riki; Soko, Pablo Torre, Bustos; Cedric.


CD Laredo: Rafa; Rasines, Varo, Manu, David Sanz, Iván Argos, Vinatea, Riki, Diego Marta, Álex Pérez y Toboso. 

Sigue leyendo

Twitter

Publicidad

Podcast

Publicidad

Tendencia

Copyright © 2019 Aquí Hay Pelotas