CONECTATE CON NOSOTROS

Atletismo

Sergio Sánchez e Irene Pelayo se imponen de la Carrera de Navidad de Piélagos

Publicado

on

Durante la prueba absoluta masculina | Foto de Pedro Aboitiz

Fue la XXV edición de la prueba que se celebra en Renedo con la participación de alrededor de 800 atletas.

El leonés Sergio Sánchez y la local Irene Pelayo fueron los vencedores absolutos en la XXV edición de la Carrera de Navidad de Piélagos, la tradicional prueba de Renedo que este domingo reunió a 800 atletas sobre el tradicional y rápido circuito de la Avenida Luis de la Concha.

Tres corredores se jugaron el triunfo en la carrera élite masculina. Sergio Sánchez, el cántabro Iván Sainz (Piélagos) y el marroquí Hicham Oualla, que llegaron emparejados a la última vuelta de una prueba que contó con 7.700 metros de recorrido. En la parte final, Sánchez demostró ser el más fuerte de la tarde, aventajando en cuatro segundos al menor de los hermanos Sainz y en once a Oualla, que subió al tercer cajón del podio. Diego Cuadrado (Peña de Fondo Cantabria) y otro fondista marroquí, Aimad Bouziane, completaron los cinco primeros puestos de la general.

Durante la prueba absoluta femenina | Foto Pedro Aboitiz

En mujeres brilló Irene Pelayo (Piélagos), que por la mañana fue cuarta en el prestigioso Cross Internacional de Venta de Baños -que celebró su XL edición-, y por la tarde sacó fuerzas para imponerse en Renedo en un trazado de diferente de 4.400 metros. Pelayo aventajó en cinco segundos a Majida Maayouf y en un total de doce a Paula González Berodia, que sigue ofreciendo buenas sensaciones en su preparación de la maratón. Otras dos deportistas cántabras, Noemí Cano y Margarita Fuentes-Pila (Piélagos), terminaron en cuarta y quinta posición.

Santiago Carral (Piélagos) y su compañera Cristina Alles destacaron en veteranos, Paula García (Piélagos) y Bruno Villazón (Inficant-Villa de Noja) se impusieron en categoría sub20 y los mejores juveniles fueron Elena Victoria Fernández (CA Torrelavega) y Rodrigo Fraga (CD Costa de Ajo).

Jorge Penagos y María de Pablo dominaron en la carrera popular y entre los cadetes los primeros en cruzar el arco de llegada fueron Ricardo Lanza (CDE Santa Cruz de Bezana) y Estela Rodríguez (Camargo Ría del Carmen). En infantiles triunfaron Sergio García (EDM Piélagos) y Adriana García (Villa de Cabezón), en alevines Hugo Fernández (BM Atlético Colindres) y Daniella Rada (EDM Cayón-Helios Dica), y los mejores benjamines fueron Adrián Cuevas (Atlético Corrales-José Peña Lastra) y Erika Díaz-Obregón (CDE Santa Cruz de Bezana).

Por último, en prebenjamines cruzaron la meta en primera posición Mateo Tricio (Camargo Ría del Carmen) y Lola Tresgallo (CA Polanco-Solvay).

Atletismo

«Los días antes de los Juegos Olímpicos vivía en una burbuja»

Publicado

on

Iris Fuentes-Pila habla de su experiencia como atleta profesional en la web de la Federación Cántabra de Atletismo.

La periodista Ángela Ruiz Terán ha realizado una entrevista para la web de la Federación Cántabra de Atletismo con la internacional Iris Fuentes-Pila. Cuenta que la primera vez que Iris Fuentes-Pila se calzó unas playeras y se colocó tímidamente en la línea de salida desconocía su espíritu de atleta, intrínseco e instintivo. El pistoletazo de salida transformó la inexperiencia y frescura de aquella niña en su mayor aliado, dejó de pensar y empezó a correr como lo haría años más tarde en el estadio ‘El Nido del Pájaro’ de Pekín, donde consiguió el diploma olímpico. Una atleta con futuro, como predijeron quienes la vieron correr ese día en la carrera organizada por José Manuel Abascal -quien descubrió su potencial- en esa Vega de Pas que es y será siempre atletismo, por todo lo que le ha dado a nivel regional y nacional. La mediana de las hermanas Fuentes-Pila «primero fue una niña que descubrió en el atletismo su hobby. Luego una adolescente que corría pero no tenía las cosas claras. Y poco más tarde una chica que empezó a darse cuenta de que su vida era el atletismo. Que quería competir en  europeos, mundiales o Juegos Olímpicos, y que sabía que para eso había que entrenar mucho y sacrificar muchas cosas». Y es que no hay varita mágica que valga cuando sales a la pista, el secreto de sus más de 20 internacionalidades está en su «disciplina», afirma, porque «si tengo un objetivo en mente entreno muy duro y me cuido mucho». En sus piernas están, entre otros, dos Juegos Olímpicos, Atenas 2004 y Pekín 2008, donde fue octava; dos Campeonatos del Mundo; cuatro Europeos -dos al aire libre y dos en pista cubierta-; y doce títulos de campeona de España repartidos entre el 1.500 al aire libre, pista cubierta, 800 metros y cross corto, en las categorías junior, promesa y absoluta. En Cantabria mantiene en su poder los records regionales de 1.500 y 5.000 metros al aire libre.

– ¿Cómo recuerda sus inicios en el atletismo?

Me inicié por casualidad. Mi colegio llevó a los alumnos que mejor corrían en educación física a una prueba que había en La Vega de Pas, organizada por José Manuel Abascal. Allí competí con federadas que entrenaban varias veces por semana y que ya sabían lo que era el atletismo. Para mí, sin embargo, era como una excursión. Sabía que tenía que correr con otras chicas pero no me hacía una idea de cómo era una carrera, con cuántas chicas iba a competir y por qué circuitos tenía que hacerlo. Cuando me puse en la línea de salida y vi todas aquellas niñas en pantalones cortos y camiseta de tirantes, además de ponerme muy nerviosa, pensé… ¡qué hago yo aquí! Pero dieron el pistoletazo de salida y dejé de pensar, solo corrí y corrí. Llegué a meta la segunda. Recuerdo llevar el trofeo a casa con una felicidad inmensa.

– Fue internacional desde muy joven, con 18 años ya participó en el Campeonato del Mundo Júnior, ¿qué significó vestir la equipación de la Selección Española por primera vez?

Un empujoncito más para creerme que si entrenaba y me sacrificaba podía correr con las mejores. En la adolescencia además tienes que renunciar a muchas cosas para poder entrenar a diario, dejas de ser una chica normal para hacer cosas que mis amigas por ejemplo no entendían mucho. ‘¿Cómo vas a ir a entrenar un sábado por la tarde?’, o ‘¿cómo no vas a salir hoy porque corres mañana?‘, se sorprendían. Ahora todo el mundo corre, pero en aquella época no éramos muchos los que dejábamos todo por correr.

– El sueño olímpico lo ha vivido dos veces, en Atenas 2004 y Pekín 2008, donde consiguió el diploma. ¿Cómo recuerda esos momentos?

Aquellos momentos los recuerdo lejanos. Vivía en una burbuja, muy concentrada, y solo pensaba en entrenar, descansar y estar siempre a punto para el día ‘D’. Los días antes visualizaba las carreras cientos de veces.

– Después de 17 internacionalidades como atleta de 1500 metros y sendos oros en campeonatos de España en dicha prueba, decidió dar el salto al 5000 y centrarse más en el cross, ¿qué le llevó a efectuar ese paso?

Durante una década intenté mejorar la marca de 4,04” que conseguí con 22 años. Muchas veces tuve una marca mejor en la piernas, pero por una cosa o por otra no acabó de salir. Los últimos años notaba que los entrenamientos de 1.500 me sentaban mal. No mejoraba y me fui desmotivando, necesitaba algo con lo que volver a engancharme. En ese momento me puse en manos de Antonio Serrano y él me convenció para dar el salto al 5.000. Al hacer más kilómetros para esa distancia también llegaron los buenos resultados en el cross.

– Cantabria ha sido su lugar de entrenamientos estando a las órdenes de Antonio Serrano desde Madrid, ¿no se planteó marcharse fuera?

No. He entrenado con otros técnicos de fuera de Cantabria y en esas ocasiones sí me fui, pero cuando empecé con Antonio ya tenía 32 años y llevaba toda la vida entrenando y compitiendo. Consideré que ya no era tan necesaria la figura presencial del entrenador.

– ¿Cómo son esas sesiones sin la figura de un entrenador cerca, ni de un grupo de entrenamiento?

Con 20 años era necesario que el entrenador midiera todo. Que supervisara el calentamiento, la técnica, las series, y diera todo tipo de consejos, pero cuando tienes experiencia, si tienes el entrenador cerca está muy bien, pero sino el trabajo lo vas a hacer igual, y las dudas e impresiones las puedes comentar cada día por teléfono. Además, con mis hermanos siempre he compartido entrenamientos y competiciones. Sin ellos me hubiera sido difícil mantener la motivación por correr tantos años.

– ¿Cómo ha cambiado el atletismo en todos estos años como atleta de élite?

Lo que es el atletismo como deporte, creo que no mucho. A nivel nacional hay épocas donde es más fácil o más difícil vivir de ello y poder dedicarte en cuerpo y alma a entrenar y competir. Yo tuve la suerte de que cuando empecé a destacar enseguida obtuve una beca, un equipo, carreras, y mítines donde se valoraba el caché. Ahora el atletismo está un poco menos profesionalizado, por así decirlo.

– Actualmente mantiene los récords absolutos de 1.500 y 5000 metros al aire libre, el primero después de casi 20 años. ¿Cómo ve el atletismo actual en la región, especialmente en el mediofondo y fondo? ¿Habrá relevo generacional a las hermanas Fuentes-Pila?

Esperemos que sí. Tenemos marcas fuertes que se consiguieron con muchas horas de entrenamiento, con mucha dedicación y sacrificio, pero estoy segura que habrá jóvenes dispuestas y capaces de arrebatarnos esos récords.

– ¿Cómo mira ahora su futuro en el atletismo? 

Llevo casi cuatro años que entre lesiones y maternidad no he tenido continuidad. Este invierno me propuse ponerme en forma y competir un año o dos más. Todo iba sobre ruedas, no había molestias ni lesiones y cada día me encontraba mejor. Iba a correr los 10 Kilómetros de Laredo y, a las semanas, el Campeonato de España de 10 Kilómetros. Pero hubo un nuevo contratiempo. Esta vez el mismo que todos, el coronavirus. Esperemos poco a poco volver a la normalidad y poder ponernos algún objetivo.

Sigue leyendo

Atletismo

«Las medidas para hacer deporte en la calle deberían ser restrictivas y duras»

Publicado

on

José Manuel Abascal | Foto: atlantico.net

José Manuel Abascal, exatleta olímpico, ha estado entrenando en un circuito de 130 metros que ha creado en una finca junto a su casa.

El mundo del deporte se ha adaptado durante el estado de alarma a realizar ejercicio en casa. Unos en su propio salón, otros en gimnasios que tienen instalados en su domicilio, y José Manuel Abascal está en ese grupo que ha entrenado en fincas próximas a su casa o terrenos disponibles en la propia casa. El medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles cuenta en el programa Cantabria en Sintonía que ha adaptado un terreno de una vecina próximo a su casa en el que ha creado un circuito de 130 metros al que le da aproximadamente 70 vueltas cuando sale a correr.

Durante su entrevista, el exatleta cuenta que los deportistas de élite se han adaptado a las circunstancias, ya que «todo el mundo está haciendo sus ejercicios o bien en una bici elíptica o en una cinta de correr, así que por lo menos se mantienen en forma. Ahora cuando regresen a los entrenamientos su condición física estará al 50 o 60%, es decir, que no han perdido todo su estado físico. De esta manera no les costará más de un mes y medio o dos ponerse en forma».

El próximo 4 de mayo, los deportistas de élite podrán volver a entrenar, pero deberá ser de manera individual. Para Abascal es positivo que se deje hacer deporte, pero no a cualquier precio, ya que él «pondría unas medidas bastante restrictivas y durillas, para que todo lo que hemos hecho durante casi 50 días no lo vayamos a estropear en uno». José Manuel Abascal además es partidario que «lo mejor sería ir a correr a lugares como la montaña donde no se moleste a nadie». Además, cuenta que «volver todos ahora a la pista de atletismo y que allí estén 200 o 300 personas impediría mantener los dos metros de distancia recomendados».

Escucha la entrevista

Sigue leyendo

Atletismo

«Por ahora es complicado que se pueda conseguir una medalla olímpica en salto de altura»

Publicado

on

Ruth Beitia cuando consiguió el oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janerio | Foto: FCA

Ruth Beitia confirma en el programa Aquí Hay Pelotas que pertenece al staff de la Federación Española de Atletismo en el apartado de Relaciones Institucionales y Protocolo.

La cántabra Ruth Beitia cumplirá el próximo 20 de agosto cuatro años desde que consiguió la medalla de oro en atletismo en la disciplina de salto de altura en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, y que mantendrá este logro un año más porque se ha retrasado la próxima edición al 2021.

La campeona olímpica, al igual que el resto de la población, vive los días de confinamiento en su casa en donde ha aprovechado para titularse en un máster que tenía pendiente, así como para hacer mucho deporte y publicar su rutina en sus redes sociales.

Durante la entrevista, la deportista cuenta que ir a unos Juegos Olímpicos siempre fue su sueño desde Barcelona 92. Allí su padre fue el primer olímpico de la familia como juez en atletismo y reconoce que ver ganar medalla a Fermín Cacho, Antonio Peñalver, Javier García Chico, entre otros, fue para los de su generación un aliciente para estar en un evento deportivo así.

Respecto a la medalla lograda, dice que «tras el sabor agridulce de los Juegos Olímpicos de Londres, ganar un oro en la siguiente edición es algo maravilloso» y más cuando no lo esperaban.

Asimismo, hablando de futuro, la atleta afirma que «conseguir una medalla en atletismo es más complicado que cualquier otro deporte, ya que participan más de 200 países, cosa que no ocurre en otras disciplinas y eso lo hace más difícil». Además, a día de hoy, no ve a ningún deportista de nuestro país con opciones de medallas en alto de altura.

Escucha la entrevista

Ir a descargar

Sigue leyendo

Twitter

Publicidad
Publicidad

Podcast

Publicidad

Tendencia

Copyright © 2019 Aquí Hay Pelotas