CONECTATE CON NOSOTROS

Mundial de Rusia

Varane y los porteros, meten a Francia en semifinales (0-2)

Publicado

on

Un gol de Varane y otro de Griezmann, tras un fallo garrafal de Muslera, clasifican a los franceses a las semifinales de una Copa del Mundo 12 años después. Con 1-0, al filo del descanso, Lloris realizó una de las paradas del Mundial a Martín Cáceres.

 

El primer partido de cuartos de final del Mundial enfrentaba a Uruguay y Francia. Uruguay llegaba a esta cita tras eliminar en octavos a Portugal. Mientras que Francia llegaba tras hacer lo propio contra Argentina. El partido estaba marcado por las bajas de Cavani y Matuidi respectivamente. Sin embargo, la ausencia del delantero del PSG para la celeste fue determinante como se preveía en el guión.

El primer cuarto de hora estuvo marcado por un ritmo lento de partido, muchas faltas y más tanteo que dominio. Mbappé dejó su seña de identidad con varias de carreras que no crearon demasiado peligro, ya que Uruguay tapó bien los espacios. Mientras que los charrúas hizo gala de su juego aéreo. Stuani se prodigó en tareas defensivas, provocó varias faltas en la frontal, apareció dentro del área y dispuso de una ocasión. El jugador del Girona la desaprovechó cruzando demasiado el balón.

Uruguay destaca por su gran elaboración de juego. Su manera de atacar está marcada por el juego directo o con centros laterales. Sus medios son una línea de gladiadores al servicio de su defensa, pese a que el relevo generacional en la medular invitaba a pensar en un equipo más preponderante con la pelota.

Cuando un equipo se cierra tanto como el celeste, las ocasiones solo pueden llegar por detalles individuales o a balón parado. Uruguay solo había encajado un gol, y fue precisamente a balón parado ante Portugal. Francia solo podía marcar de esta manera.

La falta lateral, provocada por Betancur tras una grave pérdida suya, lanzada por Griezmann desde la derecha fue rematada por Varane, sin casi oposición. El jugador del Madrid cruzó el balón poniéndolo lejos del alcance de Muslera después de realizar un gran movimiento. Este gol cambiaba por completo el partido. Uruguay estaba obligada a abrirse y arriesgar. Mientras que Francia, con un bloque tan cerrado había hecho lo más difícil.

La reacción no se hizo esperar. Tan solo dos minutos más tarde, en otra falta lateral. Torreira la puso en la cabeza de Cáceres. El remate del uruguayo lo sacó con una mano Lloris. El rebote le cayó a Godín, que con todo a favor, la mandó fuera.

Francia partía con ventaja en la segunda mitad, e hizo gala de ella con posesiones algo más largas. Uruguay pese a ir por detrás no parecía que tuviese la intención de volverse loca, el tomar esta decisión podía costarle problemas defensivos con la velocidad gala.

Los minutos avanzaban y Uruguay no reaccionaba. Tabárez debía mover el banquillo para buscar la reacción de su equipo. Francia por su parte seguía dominando, aunque sin crear ocasiones claras. Entraron Maxi Gómez y el “Cebolla” Rodríguez. Sin embargo, conforme habían entrado un disparo desde larga distancia de Griezmann puso el segundo en el marcador. El jugador del Atlético de Madrid recibió el balón en la línea de tres cuartos, desde ahí vio una línea de disparo y lo intentó. El balón hizo un extraño antes de llegar a Muslera. El portero uruguayo puso las manos muy blandas y el disparo se le escapó dando paso a la pifia del Mundial.

El segundo gol de Francia cayó como un jarro de agua fría en el combinado charrúa. Los de Tabárez apenas llegaron al área, y cuando lo hicieron no crearon peligro. Por su parte, el cuadro de Deschamps mantenía la cabeza fría, sin cometer errores y realizando posesiones largas para que corriese el cronómetro, que jugaba a su favor.

Los últimos veinte minutos fueron una lenta agonía para el cuadro celeste. Los de Tabárez no generaron peligro. Tan solo unos cuantos centros laterales fueron los acercamientos más peligrosos de Uruguay, pero con jugadores tan altos como Varane, Pogba o Umtiti, apenas les inquietaron.

 

(Foto: Vía auf.org.uy)

Mundial de Rusia

Francia se proclama campeona del Mundo y suma su segunda estrella (4-2)

Publicado

on

20 años después de sumar su primer título en Saint Denis, Francis vuelve a conquistar la Copa del Mundo tras vencer a Croacia con goles de Mandzukic en propia puerta, Griezmann de penalti, Pogba y Mbappé. Para los balcánicos anotaron Perisic, que hizo el 1-1 provisional y Mandzukic.

 

Francia ha implantado un modelo que apuesta más por la firmeza defensiva, por el orden, el equilibrio, el máximo provecho de la pelota parada y el vértigo de un jóven descarado llamado Kylian Mbappe junto a Antoine Griezmann, convertido en nuevo rey. Ya ha logrado lo que otros grandes astros como Leo Messi, Cristiano Ronaldo y Neymar no han conseguido.

Croacia no decepcionó, en absoluto. Jugó sus armas con todo lo que pudo después del gran desgaste acumulado, pero un gol en propia meta y un gol de penalti señalado a través del VAR minaron su moral. Con el tercer tanto, premio al buen trabajo de Paul Pogba, ya se vino abajo. La montaña era demasiado alta como para pensar en la hazaña.

Didier Deschamps y Zlatko Dalic cumplieron con lo previsto. Ambos Formaron con el equipo de gala, los esperados, los que tan buenos réditos les ha dado a lo largo del torneo. Por parte de Francia, el del músculo en la medular, el vértigo de Mbappe, la calidad de Griezmann, el trabajo de Giroud y la firmeza atrás. El del bloque, en definitiva. Y en cuanto a los balcánicos, se especuló con la baja de Ivan Perisic, determinante en la semifinal ante Inglaterra y que parecía que no llegaría a tiempo.

Francia no iba directamente a por el partido, algo que no ha necesitado en el Mundial. Es un Campeón del Mundo que no ha dominado la posesión en cuatro de sus siete partidos. Sin el balón, tenía a Mbappé, que no aparecía todavía letalmente como contra Argentina y tenía además el plan B, el balón parado, tan útil contra Uruguay o Bélgica. Así, en el minuto 18, Griezmann se inventó una falta al borde del área que Brozovic no cometió. Para otros, un acto de picardía, pero de esa falta cuestionable, sacada por él, llegó el 1-0. Sacó Griezmann con clase e intención y Mandzukic peinó en autogol.

Con 1-0, sin embargo, nada cambiaba demasiado. Francia seguiría en posición de contragolpe y Croacia atacando con más empeño, con las líneas un poco más arriba. Croacia siguió a lo suyo con un fútbol que podría resumirse en la expresión de enajenada pasión de Mandzukic. Un saque de falta con estrategia que llegó llorando tras varios toques a Perisic, que recortó y batió a Lloris.

En el minuto 34, otro saque de esquina iba a cambiar el partido de nuevo. Francia, que lo tenía todo, tuvo además el VAR. Perisic tocaba la pelota en el salto, con un gesto de esconder la mano. La voluntariedad no era clara. Pitana, que enseñó que un buen árbitro tiene que ser también un poco actor, señaló y Griezmann no falló para establecer el 2-1 y que dejó a Croacia bastante tocada anímicamente.

En los primeros minutos de la segunda parte dejó en evidencia el colapso francés en la media. No solo Modric y Rakitic, también Brozovic se imponía. Por eso Deschamps retiró a Kanté por Nzonzi (además de estar amonetado). Parecía que iba en contra de sus principios, pero la pelota le era necesaria a Francia aunque fuera para enviársela a las carreras de Mbappé.

Eso ocurrió en el 54, Pogba, por fin liberado, le lanzó un pase largo (de los que mandaba contra Argentina) y acudió al segundo rechace para hacer el tercero. En la misma jugada: pase, llegada, zurda y diestra, el talento de Pogba se impone al propio Pogba.

La devastación de Mbappé en medio de la agonía valiente de Croacia no acabaría ahí. Poco después, Lucas Hernández le dejó un balón al borde del área, que ajustó al palo para establecer el 4-1 en el marcador.

El partido se reavivó un poco después de un fallo de Lloris, su único del Mundial, que le dejaba en bandeja a Mandzukic 4-2. A partir de ahí, el partido acabó sin más agitación. El Mundial del VAR, de las prórrogas, de los sustos y las sorpresas, acabó como era de esperar, con el esfuerzo croata convertido en un noble homenaje al talento francés.

 

(Foto: Vía FIFA.com)

 

Sigue leyendo

Mundial de Rusia

Francia – Crocia, la gran final del Mundial

Publicado

on

es.fifa.com | Ya solo quedan dos. 63 partidos repletos de emoción, intriga, goles en jugadas a balón parado y resultados sorprendentes de los que han salido nuestros finalistas: Francia y Croacia. Esta final del Mundial evoca muchos recuerdos del torneo de 1998, la edición de hace dos décadas en la que Francia se proclamó campeona ante su público.

Los Vatreni, debutantes en el certamen aquel año, querrán desquitarse de la derrota registrada entonces en semifinales ante los Bleus, que se impusieron gracias a los dos únicos goles anotados por Lilian Thuram con su selección en toda su carrera. Francia, por su parte, confía en que quien fue capitán en el duelo por el título que siguió a aquel triunfo hace veinte años vuelva a conducir a los suyos hasta la victoria en el estadio Luzhnikí.

Didier Deschamps podría convertirse en el tercer hombre —después de Mário Zagallo y Franz Beckenbauer— que alza el trofeo primero como jugador y luego como seleccionador, siempre que repita ahora desde la línea de banda la final triunfal que jugó ante la Seleção en 1998.

Las conexiones con el pasado están más que claras, pero ambos conjuntos viven el presente. Francia se mostró eficaz y sólida ante Bélgica el martes en semifinales, eliminando a los Diablos Rojos con un 1-0, mientras que Croacia necesitó la prórroga —por tercer partido consecutivo— para deshacerse de Inglaterra el miércoles. ¿Podrán los croatas ir un paso más allá que sus héroes del 98, o será de nuevo el día de Deschamps en el partido más importante del fútbol mundial? Todo el planeta espera impaciente a conocer la respuesta.

Probables alineaciones

Francia: Hugo Lloris; Benjamin Pavard, Raphaël Varane, Samuel Umtiti, Lucas Hernández; Paul Pogba, Ngolo Kanté; Kylian Mbappé, Antoine Griezmann, Blaise Matuidi; Olivier Giroud.

Croacia: Danijel Subasic; Sime Vrsaljko, Dejan Lovren, Domagoj Vida, Ivan Strinic; Ivan Rakitic, Marcelo Brozovic; Ante Rebic, Luka Modric, Ivan Perisic; Mario Mandzukic.

Sigue leyendo

Mundial de Rusia

El bronce al final se lo lleva Bélgica

Publicado

on

es.Fifa.com | Thomas Meunier y Eden Hazard marcaron para el 2-0 de Bélgica sobre Inglaterra que le dio el tercer puesto en la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™, su mejor actuación de su historia en una fase final.

Bélgica salió a por todas. Su presión se tradujo rápidamente en el gol de Meunier, que le ganó la partida a Danny Rose y remató el centro de Nacer Chadli. Los Diablos Rojosdominaban y disfrutaban con el balón en los pies. Parecían decididos a ampliar la ventaja, pero Inglaterra fue recuperando poco a poco la compostura y neutralizó el juego incisivo de los belgas conforme avanzaba la primera mitad.

Los hombres de Gareth Southgate apretaron los dientes y se adueñaron de la pelota en el tramo final del primer acto y en los primeros compases del segundo, periodos en los que encontraron algunos espacios en tres cuartos de cancha. Si bien no generaron demasiadas ocasiones, los ingleses sí parecían más cerca del gol. En cualquier caso, la amenaza de Bélgica al contragolpe siempre estuvo latente.

Toby Alderweireld despejó sobre la línea de gol un remate picado de Eric Dier, en lo que fue la mejor ocasión del encuentro. Sin embargo, Hazard selló el bronce para los suyos a la contra. Kevin de Bruyne le brindó una magnífica asistencia y el capitán belga demostró su sangre fría con un potente remate.

Sigue leyendo
Publicidad

Podcast

Publicidad

Twitter

Instagram

Tendencia

Copyright © 2019 Aquí Hay Pelotas